En Chile:

Testigo cuestiona versión oficial de accidente que involucró a vehículo de general de Carabineros

Un relato que descartaría el supuesto robo del vehículo particular del general de Carabineros de Antofagasta, Luis Humeres -el cual impactó a un local comercial de Concepción la madrugada del Viernes Santo-, aportó a este medio un testigo que presenció directamente el hecho.

Según el parte policial que ya reveló este portal hace algunos días, un móvil a nombre del jefe de Zona apareció incrustado en el minimarket “Florcita” y, momentos después, el hijo del uniformado, Thomas Humeres, concurrió a la Primera Comisaría de Carabineros de Concepción para denunciar la presunta sustracción de la máquina y afirmar ante los policías que él no iba conduciendo.

La información recogida por Verdad Ahora apunta a hechos previos que no habrían sido tomados en cuenta por la institución.

Camilo Alegría, de 30 años, afirma que esa noche iba manejando un Station Wagon marca Toyota, cuando al detenerse frente a la discoteca Residencia fue impactado por otro automóvil que escapó rápidamente. De inmediato llamó al 133 de Carabineros, cuyos funcionarios -agrega- le recomendaron no perder de vista al vehículo, razón por la cual inició una persecución que duró varias cuadras.

Minutos más tarde, explica Alegría, observó cómo el carro que seguía chocó el portón del minimarket “Florcita”, dejando la explanada con cervezas desparramadas en la esquina de Bulnes con Castellón. Eran -afirma- las 04:21 horas, y solo 15 minutos después, cuando el ocupante se había dado nuevamente a la fuga, Carabineros llegó al lugar.

Ambos procedimientos, el de daños al Toyota de Alegría y el hallazgo del Suzuki rojo de Humeres, fueron adoptados por el subteniente Leonel Aguilera Lepez.

 

En conversación con Verdad Ahora, Alegría señaló que Humeres hijo se contactó con él por teléfono, confesando haber ido al volante durante la ocurrencia de los incidentes. “Él me llamó el día viernes en la tarde… El día lunes nos juntamos en el café Cantabria y yo le llevé una nómina con lo que yo pretendía cobrarle (para reparar los daños)… Y él ahí me dice que no tiene dinero, que su familia no tiene dinero y no puede pagar esa cantidad”, sostiene.

Luego -indica- el hijo del general se habría desentendido completamente del tema, negándose a contactarlo en forma directa con el propietario, su padre Luis.

Consultado respecto a su interés de hablar públicamente sobre el caso, Alegría subrayó que “el fin óptimo de todo es que primero la opinión pública tenga claro cómo funcionan los organismos públicos… que quede claro que la familia Humeres solo se acercó en el minuto para poder ganar tiempo, porque en ningún momento me apoyó, y el dueño del auto tampoco“.

“Que quede claro cómo es la institución de Carabineros, si al final no dieron un ejemplo correspondiente, más encima el mismo día que ellos inauguraron el sistema del narcotest”, puntualizó.

 

El Departamento de Comunicaciones Sociales de Carabineros, con fecha 20 de abril, confirmó a este medio que Thomas Humeres ingresó una “denuncia en la Primera Comisaría de Concepción, por el delito de robo de vehículo motorizado en la vía pública, cuyos hechos fueron informados oportunamente al Ministerio Público”.

El 2 de mayo preguntamos nuevamente al organismo policial si mantenía la versión del robo. A la fecha no hemos tenido respuesta.

Luis Humeres llegó a general a comienzos de este año, bajo el mando del actual director Mario Rozas. Anteriormente cumplió funciones en la Región del Biobío y también fuera del país, como agregado policial en Colombia.

Por Matías Rojas

  • gonzalin

    Grande Matías