En Chile:

Liberan a Khalida Jarrar, diputada y prisionera política en Israel

Veinte meses llevaba encarcelada en Israel, sin juicio de por medio, la legisladora palestina Khalida Jarrar, “prisionera política N° 1″ del país”, según denunció una editorial de Haaretz.

La dirigente feminista estaba recluida en el centro penitenciario de Damon, ubicado en Monte Carmelo, y era “la mujer palestina más importante que Israel había detenido sin estar procesada por delito alguno”.

“La pelea pública por su liberación ha sido extensa y frustrante, con más resonancia en el extranjero que en Israel. Aquí encuentra un muro implacable de las autoridades de la ocupación y una sorprendente indiferencia de la opinión pública israelí: a la gente no le importa estar viviendo en un régimen donde existen prisioneros políticos”, indicó la publicación.

La nota criticaba “también el silencio de las MKs (parlamentarias del Knéset)… y de organizaciones de mujeres”.

Jarrar fue arrestada por primera vez el 15 de abril de 2015 en un operativo de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), cuyas tropas redaron su casa en Al Bireh, adyacente a Ramallah, por “actividad terrorista”.

Posteriormente fue “sentenciada a 15 meses de prisión, los cuales cumplió. Cerca de 13 meses después de ser dejada en libertad en esos términos fue nuevamente puesta bajo detención administrativa”, la cual ya se extendía desde mediados de 2017.

Esta última medida expiraba el 28 de febrero, día en que fue liberada por las autoridades, informó Al Jazeera.