En Chile:

La Casa Blanca protegió al narcotraficante Rafael Caro Quintero

En conversación con la Revista Proceso de México, el ex piloto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Robert Plumlee aseguró que el gobierno estadounidense protegió al narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, hoy prófugo de la justicia por el asesinato del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena.

Anteriormente, los ex agentes federales estadounidenses Héctor Berrellez y Phil Jordan confiaron a Proceso que Camarena no fue asesinado por Quintero – quien purgó una sentencia por ese crimen – sino por un agente de la CIA. La razón: el integrante de la DEA había descubierto que su propio gobierno colaboraba con el narco mexicano.

Plumlee declaró este domingo que Washington ordenó proteger a Quintero porque sabía mucho sobre las operaciones secretas de la CIA, entre ellas, el envío secreto de armas a la Contra nicaragüense durante la administración de Ronald Reagan.

El ex aviador de la empresa de fachada SETCO dijo que los ranchos del narcotraficante en Veracruz, México, fueron usados “como puntos de reabastecimiento de combustible para los aviones de las compañías subcontratadas por la CIA que llevaban drogas de Sudamérica a Estados Unidos y las armas de Estados Unidos a Sudamérica”.

“Mi contacto era un hombre que se identificaba como Robert Bennett, presunto contacto con la CIA. En marzo de 1985 me pidió recoger a un pasajero para llevarlo a Santa Ana, en la zona Quiché de Guatemala”, dice Plumlee. El pasajero era Caro Quintero, quien, asegura, iba acompañado por otro “hombre de seguridad de la CIA”.

Libre, ahora prófugo

El 8 de agosto pasado, una corte federal mexicana revocó la sentencia de Quintero y lo dejó libre tras cumplir 28 años en prisión, alegando que había sido juzgado erróneamente en esa instancia por un crimen estatal. La semana recién pasada y sólo con la oposición de un juez, la Primera Sala revirtió el amparo.

“Para Washington era crucial la decisión de la corte”, escribe el periodista Luis Chaparro. “Declarar prófugo a Caro por el asesinato del agente de la DEA le permite mantener la versión de que Camarena fue víctima de una venganza de los jefes del Cártel de Guadalajara – Miguel Ángel Félix Gallardo, Ernesto Fonseca Carrillo y Caro Quintero – molestos por ‘los golpes’ que les habían dado”.

Antes del doblamiento judicial, el Departamento de Estado había ofrecido una recompensa de 5 millones de dólares por información que permitiera detener y condenar a Quintero, cuyo paradero ahora se desconoce.

La historia secreta detrás del asesinato de Enrique Camarena

“Full” con droga

El lunes 4 de noviembre una aeronave con matrícula mexicana ingresó al espacio aéreo venezolano sin la respectiva autorización y fue perseguida durante 40 minutos por aviones caza hasta descender en una pista clandestina. El avión fue incinerado y sus ocupantes, que portaban identidades falsas al momento de despegar, se dieron rápidamente a la fuga.

El gobierno de México protestó por el incidente y exigió más información a Venezuela, causando sorpresa en el presidente Nicolás Maduro quien señaló que el avión “estaba ‘full’ (lleno) con droga”.

“Yo le dije al canciller (Elías Jaua) que le diera todas las explicaciones (a la Cancillería mexicana), pero que tratáramos que el presidente mexicano supiera que estaba abogando por un avión que estaba full de cocaína”, dijo Maduro en un discurso televisado. “Que lo sepan, no nos van a parar con campañas mundiales ni con chantaje”.

Ayer lunes la Procuraduría General de la República (PGR) de México reconoció la posibilidad de que en el avión destruido por Venezuela viajara Caro Quintero, una versión que fue descartada de plano por la Secretaría de Gobernación de ese país.

Maduro declara que avión mexicano destruido estaba lleno de droga