En Chile:

Víctimas de la violencia de Carabineros: “La Justicia Militar debe acabar”

En 2013 venció el plazo que tenía el Estado de Chile para informar a Naciones Unidas sobre el cumplimiento de las disposiciones establecidas en la Convención contra la Tortura.

En este contexto, familiares de jóvenes muertos en protestas como Manuel Gutiérrez y de estudiantes afectados por la violencia policial como Jorge Brito y Rodrigo Avilés, ambos de Valparaíso, manifiestan que la tipificación del delito de tortura quedaría en letra muerta si no se acaba antes con la Justicia Militar.

En una carta dirigida al ministro del Interior, Jorge Burgos, el Comité de Justicia a Manuel Gutiérrez exigió que el gobierno acate los acuerdos internacionales que el Estado firmó en materia de derechos humanos y termine con la impunidad de uniformados en casos de sangre, siendo el más último de ellos el ocurrido con el trabajador del cobre Nelson Quichillao.