En Chile:

Ex detective que denunció a Hinzpeter abandonará embajada de Ecuador y «buscará otro refugio»

El ex inspector Fernando Ulloa, refugiado en la residencia del embajador de Ecuador en Chile, abandonará voluntariamente las dependencias diplomáticas para enfrentar a la justicia e iniciar acciones legales contra altas autoridades del gobierno chileno.

El policía, quien denunció al ministro Hinzpeter y al Alto Mando de la PDI de proteger una amplia red de narcotráfico, se mantenía en el consulado ecuatoriano desde el 25 de enero a la espera de una respuesta a su petición de asilo político.

En una entrevista con la página Ecuador Inmediato, Ulloa agradeció la hospitalidad del gobierno de Rafael Correa y señaló que, luego de su salida, deberá recurrir a otras medidas de seguridad frente a las amenazas de muerte y hostigamiento de agentes del Estado chileno.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), a través de su Departamento de Derechos Humanos, será la encargada de llevar adelante la defensa y protección del ex inspector.

Ulloa confirmó que el gobierno chileno envió una carta a la Cancillería ecuatoriana, informando la supuesta detención de siete personas involucradas en la red de narcotráfico denunciada hace casi dos años ante el ministro Hinzpeter.

La misiva fue catalogada por el ex detective como “una cortina de humo que están entregando al embajador” de Ecuador, ya que los altos funcionarios de la PDI mencionados en su denuncia no figuran entre los detenidos. Tampoco se ha buscado la responsabilidad de Hinzpeter por el delito de obstrucción a la investigación.

“Aquí es muy fácil detener a un inocente para tapar un hecho de corrupción que está ocurriendo en el Gobierno de Chile”, dijo el ex inspector Ulloa al medio ecuatoriano.

La fecha exacta de la salida de Ulloa aún no está determinada, pero se espera que ocurra en las próximas horas.