En Chile:

Denuncian participación del Pentágono en experimento social de Facebook

El masivo estudio psicológico de Facebook que manipuló la valoración de publicaciones de usuarios con el objeto de monitorear sus emociones sin el consentimiento de los mismos, fue conducido en parte por el profesor Jeffrey T. Hancock de la Universidad de Cornell, quien está ligado a un proyecto del Pentágono titulado Iniciativa Minerva.

La Iniciativa Minerva ha entregado “financiamiento a universidades para modelar las dinámicas, los riesgos y los puntos de inflexión de disturbios civiles a gran escala, en todo el mundo”, según The Guardian.

Esta semana se reveló que el comunicado de prensa relativo al polémico experimento de Facebook destacó, en primera instancia, que el estudio estaba siendo financiado “por la Fundación James S. McDonnel y la Oficina de Investigación del Ejército (de Estados Unidos)».

El texto fue posteriormente borrado del sitio web de la Universidad de Cornell, atribuyendo el vínculo militar a un “error”. La explicación no cayó bien para el profesor de Periodismo de la Universidad de Nueva York, Jay Rosen.

“¿Por qué digo que es extraño? Cada vez que mis trabajos aparecen en comunicados de prensa de la UNY los funcionarios de Relaciones Públicas me exhiben borradores y lo coordinan estrechamente conmigo, por la simple razón de que no pueden hacer una mala caracterización del trabajo académico”, escribe Rosen.

“Ahora debemos creer que al profesor de Comunicación y Ciencias de la Información de Cornell, Jeffrey Hancock, no le mostraron o no leyó el comunicado de prensa donde lo citan por los resultados del estudio (extraño), o que lo leyó pero de alguna forma no se dio cuenta que decía que el estudio era financiado por el Ejército, en circunstancias de que no lo era (más extraño)”, enfatiza el profesional.

De resultar efectiva la participación del Pentágono, el experimento de Facebook podría haber proporcionado información reveladora al Departamento de Defensa de Estados Unidos respecto de cómo manipular la insatisfacción social a través de las redes sociales durante potenciales focos de disturbio civil.

En 2008, el Instituto Estratégico del Army War College de Estados Unidos advirtió que el país podría experimentar prontamente una oleada de disturbios civiles.

“Pareciera ser que Facebook y el Ejército estadounidense están trabajando juntos para estudiar el malestar civil, buscando formas de manipular a las masas hacia la apatía o a sentimientos engañosos de conformismo de cara al continuo robo de los bancos y la oligarquía. Es extremadamente perturbador”, escribe Michael Krieger.