Destacados:

Arrestan a prominente agente del FBI que investigó casos de terrorismo: ¿un montaje?

Un agente especial del FBI que investigó numerosos ataques terroristas fue arrestado por distribuir material pornográfico infantil, según reportaron diversos medios en Estados Unidos. El hecho ha sido catalogado en algunos sitios de internet como un montaje.

El agente trabajó en importantes investigaciones sobre terrorismo, tales como el caso del Unabomber, el ataque al USS Cole, el ataque a la ciudad de Oklahoma, la detonación de explosivos en el World Trade Center en 1993, y los ataques del 11-S en Nueva York, según reportó ABC News.

Donald J. Sachtleben dejó el FBI en 2008 después de una carrera de 25 años alrededor del mundo. Luego de rastrear la computadora de otro individuo, Jason Nicoson, que contenía imágenes de pornografía infantil, investigadores del bureau descubrieron una dirección de IP y la conectaron con la casa de Sachtleben en Carmel, Indiana.

Agentes registraron el laptop de Sachtleben y encontraron, supuestamente, 30 imágenes obscenas en su disco duro, idénticas a las descubiertas en la computadora de Nicoson.

“La esposa de Sachtleben fue entrevistada durante la ejecución de una orden de allanamiento y negó todo conocimiento sobre la pornografía infantil encontrada en la laptop Sony VAIO, o cualquier participación en su distribución”, escribió el agente especial del FBI, Kerri Reifel, en su declaración jurada.

Dada la facilidad con que algunos protocolos de suplantación electrónica pueden ser usados para disfrazar sistemas computacionales, ¿podría ser posible que Sachtleben sea víctima de una trampa? El FBI posee una larga historia de montajes, desde la fabricación de complots terroristas a la formación de grupos de piratas informáticos.

Sachtleben había ejercido como uno de los principales investigadores de complots terroristas en la historia, incluyendo el ataque de 1993 a las bases del World Trade Center en Nueva York. El atentado terrorista fue permitido por el FBI luego de que su informante Emad Salem aceptara la orden de no cambiar explosivos reales por explosivos simulados, según quedó al descubierto con la filtración de grabaciones entre agentes del bureau. En este contexto, Sachtleben podría haber estado en posesión de información muy sensible para la institución.

Despierta sorpresa que el FBI delate a uno de sus propios agentes, dado que otras personas y corporaciones vinculadas directamente con el gobierno escapan a menudo de cargos criminales, participando activamente en delitos sexuales contra menores, incluso peores que los imputados a Sachtleben.

En 2010, docenas de oficiales de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), DARPA y el Pentágono fueron atrapados en posesión de material pornográfico infantil, pero la noticia desapareció completamente de los medios luego de que muchos de los acusados abandonaran el país.

En adición a eso, un año después de establecerse que Dyncorp estaba involucrado en tráfico sexual de menores a nivel mundial, el gobierno estadounidense continuó concediendo nuevos contratos a la compañía. Dyncorp y la subsidiaria de Halliburton, KBR, hicieron exitosamente un lobby para rechazar una ley que imponía barreras a compañías involucradas en el escándalo de tráfico sexual, impidiéndoles realizar negocios con el gobierno estadounidense. Como era de esperarse, la noticia fue ocultada por los medios.

El FBI siempre celebra la captura de individuos como Sachtleben por la presunta posesión de material pornográfico infantil, pero cuando se trata de tipos grandes, los perpetradores son protegidos e incluso recompensados por el gobierno federal, tanto por casos similares, como crímenes sexuales peores contra niños.