Destacados:

Francia está lista para reconocer a Al Qaeda como el gobierno legítimo de Siria

El recientemente electo presidente socialista de Francia, y además hombre de Bilderberg, François Hollande, ha dicho que su país legitimará un eventual gobierno de la oposición siria, actualmente respaldada por la CIA y el MI6.

En febrero, el Director Nacional de Inteligencia, James R. Clapper, señaló al comité de Servicios Armados del Senado estadounidense que al-Qaeda está “infiltrada” en los grupos rebeldes sirios.

“Extrañamente, el hecho de que Washington, en cooperación con sus aliados, esté ahora enviando equipos de comunicación, inteligencia militar y armas a milicias en Siria, vinculadas considerable y crecientemente con al-Qaeda, no ha hecho parpadear a la administración Obama”, escribió el columnista John Glaser en julio.

Glaser mencionó un supuesto “proceso de veto” para evitar que armas lleguen a las manos de Al Qaeda y extremistas islámicos en Siria, “pero el proceso carece de confianza” y “terceras fuentes y autoridades de inteligencia han dicho recientemente al Washington Post y a Los Angeles Times que en realidad Estados Unidos no sabe quién está recibiendo el dinero y las armas”.

A su vez, existe una vasta evidencia de que la CIA entrenó, armó, financió – con alrededor de 3 mil millones – y apoyó a Osama Bin Laden, y a lo que finalmente se convirtió en Al Qaeda.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, admitió hace muy poco que Estados Unidos creó a Al Qaeda, pero sus declaraciones fueron rápidamente ignoradas por los medios de establishment.

EE.UU. también apoyó a Al Qaeda en Libia, antes del asesinato de Muammar Gaddafi. Tras la destrucción del país norafricano, la autoridad transitoria de Libia acordó enviar armas y combatientes a Siria para asistir al Ejército Libre Sirio.

“Bajo Bush y Cheney, la presunta presencia de Al Qaeda fue usada como pretexto para bombardeos e invasiones”, escribió el historiador Webster Tarpley en 2011. “Bajo Obama, un sobrecargado y moribundo imperialismo de EE.UU y el Reino Unido está usando a Al Qaeda como su propia infantería irregular, en un esfuerzo por acosar y paralizar a estados-nación del mundo, causando su desintegración hacia un caos tribal, sectario, criminal y bélico. En la fase actual, Al Qaeda ha reanudado su estatus original de guerrilla de la CIA. Como resultado, la propia civilización se encuentra amenazada en vastas áreas del globo”.