En Chile:

Exclusivo: Renuncia el subdirector de la ANI

Solo hasta el 31 de diciembre prestará servicios en la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) el ex contralmirante de la Armada David Hardy Videla, segundo a bordo en la entidad que dirige el abogado Luis Masferrer Farías y que tiene como fin orientar al gobierno para la toma de decisiones.

Aunque los motivos no están claros, el hecho ocurre en un contexto de cuestionamientos a la labor realizada por la Agencia en el último año, y que de acuerdo a una alta fuente de Palacio «no ha sido aporte» al Ministerio del Interior en casos de importancia como la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca y la crisis que provocó la salida del general director de Carabineros Hermes Soto.

Por este último suceso ya existían voces que pedían cambios en la ANI por no hacer oído de antecedentes que hablaban de un supuesto complot de uniformados leales al ex general Bruno Villalobos para socavar la gestión de Soto y precipitar su caída, como deslizó una publicación del diario El Mostrador replicando análisis efectuados por la ONG «Vivir Sin Delincuencia» del ex suboficial de Carabineros Esteban Infante.

«La estrategia era que el General Villalobos dispusiera, a través de un abogado que defiende al Mayor Marín (formalizado en el caso Huracán), solicitar… representación jurídica de los Gopes detenidos (por la muerte de Catrillanca), y que estos a cambio entregaran copia de los videos (del baleo) para entregarlos directamente al Presidente Piñera a fin de demostrar que el General Soto les mentía», señaló una nota compartida por WhatsApp entre funcionarios de Carabineros horas antes de oficializarse la inédita destitución de Hermes.

Infante, quien dice haber informado al gobierno sobre «las primeras luces» del boicot, reflejado en omisiones de algunas jefaturas para manipular las estadísticas del combate al crimen, señaló en su cuenta de Facebook que «aquí también tienen que renunciar el general Jara Quezada (de la Dipolcar)… y el director de la ANI, ambos por la ineptitud de sus cargos».

Más allá de este episodio, la relación de Hardy con Masferrer, subdirector y director de la ANI, respectivamente, tampoco era la mejor. Sus diferencias ya habían trascendido a la opinión pública, teniendo como presunta razón la llegada de funcionarios de confianza de Masferrer como el ex fiscal de Curacaví Manuel Cáceres y su socio Jorge Chocair, actual mandamás de Contrainteligencia y quien probablemente asuma la vacante dejada por Hardy.

El ex oficial de mar había sido contemplado en la reestructuración de la ANI prometida por Sebastián Piñera al llegar a La Moneda y que buscaba, en un complejo escenario tras la denominada Operación Huracán, articular un sistema de mando civil más empoderado sobre la inteligencia producida por las Fuerzas Armadas, Gendarmería y las policías.

Según La Tercera, Masferrer deberá entregar en marzo del próximo año una propuesta concreta sobre el escritorio del mandatario, lo que ha sido descrito como una «prueba de fuego» para el jurista, quien previamente se desempeñó como director de Gendarmería.

Por Matías Rojas

POSTS POPULARES