En Chile:

Evo Morales advierte: Bachelet podría servir a intereses transnacionales

El presidente boliviano Evo Morales arremetió duramente contra la candidata electa de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, emplazándola a definir si está a favor de un tratado de libre comercio que beneficiará a las grandes multinacionales capitalistas.

“Cuando la prensa habla del ‘partido socialista en Chile’, yo dudo que sea socialista”, declaró Morales a la Revista Garganta Poderosa de Argentina, en una publicación que coincidió con la victoria electoral de la ex jefa de ONU Mujeres. “Y acá voy a hablar de frente, públicamente: si Bachelet sigue en la Alianza del Pacífico, quedará definido a quién corresponde, de dónde viene y qué quiere”, disparó.

El mandatario de Bolivia fue más allá, agregando que si Bachelet “sigue en la Alianza del Pacífico, donde están los gobiernos pro imperialistas y pro capitalistas, no la voy a entender, ni la voy a aceptar, porque una de sus tareas, una de las propuestas de la Alianza del Pacífico, es privatizar los servicios básicos”.

Según el periodista argentino Eduardo Berezán, el bloque de la Alianza del Pacífico integrado por Chile, Colombia, Perú y México, colisiona con el Mercosur y el Alba e implicará una mayor influencia norteamericana en la región. La iniciativa ha sido impulsada por Estados Unidos junto al cuestionado Acuerdo Transpacífico (TPP) que impondrá serias restricciones a internet, reforzará patentes farmacéuticas y otorgará mayores poderes a las empresas transnacionales.

Tanto la Alianza del Pacífico como el TPP han sido promovidos por el Council of the Americas/Americas Society, una organización empresarial con base en Nueva York, fundada durante la década de los sesenta por David Rockefeller y que agrupa a Barrick Gold, Chevron, Monsanto y El Mercurio de Agustín Edwards. La entidad es dirigida por una declarada amiga de Bachelet: la ex banquera del JP Morgan, Susan Segal.

En 2009, cuando el proyecto Pascua Lama estaba siendo cuestionado por daños ambientales en el Valle del Huasco, Bachelet recibió una Insignia de Oro del Council. A la cena del evento asistieron el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, el entonces embajador de EEUU, Paul Simons, y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

“Estados Unidos continuó siendo nuestro principal socio comercial y el principal inversionista extranjero en Chile, incluso en este momento actual de crisis”, declaró Bachelet en el 680 de Park Avenue de Nueva York. “En vista de esto, en esta ocasión, me gustaría invitarlos a mantener y profundizar más esta relación (…)”.

De acuerdo al sociólogo James Petras, Bachelet se transformó en la “seguidora más enérgica” de Estados Unidos al “enviar a Haití una fuerza expedicionaria militar para que ayudara en las tareas de represión de los partidarios del democráticamente electo Bertrand Aristide” siendo ministra de Defensa.

En el último año de su administración – como demuestran datos recabados por el portal estadounidense Just the Facts – Bachelet envió a más de 200 efectivos militares a entrenarse a la Escuela de las Américas que hoy opera en Fort Benning, Georgia, bajo el nombre de Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad (WHINSEC).

“Los nexos de Bachelet con las ramas castrenses de Estados Unidos se afianzaron en 1997, cuando la ex presidenta hizo un curso superior sobre defensa continental en el Colegio Interamericano de Defensa, ubicado en Washington DC”, reportó Verdad Ahora a mediados de noviembre. “De este mismo organismo se recibió el militar ecuatoriano Lucio Gutíerrez, cómplice del fallido golpe de Estado contra Rafael Correa en 2010”.

Bachelet también ha sido cuestionada por ceder ante las presiones de Estados Unidos – ignorando un dictamen del Poder Judicial – en la aprobación del proyecto termoeléctrico Campiche de AES Gener, a petición de la embajada norteamericana en Santiago.

La presidenta electa de la Nueva Mayoría aprobó además la intervención de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el conflicto mapuche, según revelaron documentos filtrados por Wikileaks.

El brindis de Bachelet con las transnacionales del Council of the Americas.
  • Anónimo

    Que se espera de 3.5 millones de votos que obtuvo de 13.0 millones app de votantes.
    Los mayores de 40 años son lo unicos que votan, porque creen aun en estos politicos falsos y mentirosos; que pasara dentro de 12 u 16 años…Cuantos votaran y cuantos no?
    Esta señora viene a vender y permitir todo, independientemente si la otra vieja hubiera ganado, es la misma mierda pero con otro nombre.

  • Anónimo

    BACHELET sirve a los intereses ROCKEFELIANOS y el NWO, trabaja para el que le paga más.

  • Anónimo

    Es una maracalítica titulada.

  • Anónimo

    SE DICE QUE ESTA VEZ LLEGO SIN TANTAS ALIANZAS.HAY QUE RECUPERAR EL DIALOGO. ELLA ES UNA MUJER BERRACA Y POSICIONES SENSIBLES. HAY QUE ATRAERLA AL PROCESO DE LA IZQUIERDA GLOBALIZADA QUE ES EL OBJETIVO FINAL.

  • Anónimo

    cualquier socialista de verdad, sabe y se da cuenta por la forma de proceder de Bachelet sus nexos con grupos económicos y de poder, que no actua como socialista, es solo la chapa para hacer caer a ignorantes cívicos que le dan el voto para que el conglomerado bacheletista se siga llenando los bolsillos con nuestro dinero. es una traidora.

  • Anónimo

    Ojala que para las próximas “elecciones” sea menos la gente que vote… Quitemosle el poder a esta gente y hagamos entre todos un país mejor. Chao raza politica!

  • Anónimo

    sin lugar a dudas lo que mas me dejó conforme fue que la gente ya no va a votar

  • Anónimo

    Realmente despreciable…

  • Anónimo

    Bachelet vende patria HDP.

  • Anónimo

    Bachelet huele a azufre, ella y todo su séquito de gente rancia y ansiosa de recuperar el poder.
    La política me da asco!

  • Anónimo

    maldito títere neoliberal….