En Chile:

Espionaje de Carabineros contra periodistas: Corte admite recurso de protección

La Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago declaró admisible un recurso de protección a favor de la vida privada y la honra del periodista de El Ciudadano y editor de Verdad Ahora, Matías Rojas, quien fue víctima de espionaje electrónico por la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) de Carabineros, según reveló un reportaje de Ciper.

Rojas estaba en el radar de la policía uniformada por su trabajo periodístico en El Ciudadano, medio en el que ha publicado notas y reportajes de investigación relacionados con posibles irregularidades, tráfico de influencias y delitos de corrupción que involucran a personal de Carabineros de Chile.

En este sentido, el periodista recuerda al tribunal de alzada que mientras era monitoreado por la UIOE mantenía un conflicto judicial con el entonces general director de Carabineros, Bruno Villalobos, quien se querelló en su contra por un supuesto delito de amenazas y atentados. En febrero, la acusación fue desestimada por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago.

En mayo de 2017, el periodista había presentado otro recurso de protección -que fue acogido por la Corte Suprema cuando fue expulsado de la Escuela de Carabineros en medio de un punto de prensa convocado por la institución.

Matías Rojas denuncia que la fotografía que acompaña la ficha elaborada por el personal de la UIOE fue extraída sin su consentimiento desde su perfil de Facebook, cuenta que no está configurada para ser accedida a través de “herramientas convencionales de búsqueda como Google o a través del buscador propio de la red social”.

“Es decir, mi perfil solo puede ser accedido por contactos autorizados en la lista de ‘amigos’ del suscrito, ya que presenta restricciones de privacidad que están configuradas manualmente para acceso limitado, lo que lleva a concluir que la imagen necesariamente debió ser extraída por medios intrusivos de la inteligencia policial de Carabineros o derechamente vulnerando la seguridad informática de la referida cuenta”, añade el afectado.

A partir de los antecedentes expuestos ante el tribunal de alzada, Rojas solicitó que se “ordene a Carabineros de Chile transparentar y cesar toda labor de inteligencia e intrusiva que haya realizado o esté realizando contra el recurrente, poniendo toda la información que posea sobre el particular en manos del Ministerio Público”.

Junto con ello pidió que se ordene “destruir de las bases de datos, soportes físicos, informáticos y documentales de Carabineros de Chile toda información de inteligencia que hubiese sido recopilada sobre el recurrente al margen de la ley”.

El plazo que tiene el general director Hermes Soto para contestar el libelo expira este martes 24 de abril.

POSTS POPULARES