Destacados:

Revelan que Ejército mintió para interceptar teléfono de periodista Mauricio Weibel

El medio de investigación periodística Ciper Chile dio a conocer un oficio de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) que acreditaría el uso de antecedentes falsos para solicitar la escucha de conversaciones telefónicas privadas de Mauricio Weibel, autor del libro «Traición a la patria» que documentó el escándalo de fraudes conocido como Milicogate.

El registro, que podría configurar un delito de falsificación ideológica de instrumento público, fue obtenido en el marco de la investigación reservada que tramita la Fiscalía desde el año 2019 por el espionaje institucional contra Weibel y cuatro ex funcionarios militares que denunciaron corrupción.

Dentro de la causa ya ha declarado en calidad de imputado el ex jefe de la DINE, general Schafik Nazal Lázaro, autoridad que solicitó autorización al ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Juan Poblete Méndez, para interceptar las comunicaciones emitidas y recibidas a través del teléfono de Weibel, haciéndolo pasar como una supuesta agente extranjera que buscaba «antecedentes estratégicos sobre el Ejército de Chile».

De esta manera, al amparo de la Ley de Inteligencia pero engañado, Poblete autorizó la intervención, sostiene el portal.

La publicación agrega que Nazal declaró el 24 de octubre de 2019 sobre las solicitudes de interceptación, negando haber tratado «de engañar al ministro de la Corte de Apelaciones que otorgó las autorizaciones», y que en relación a la denominada Operación Topógrafo -de seguimiento a los denunciantes- «solo puedo señalar que se actuó bajo el amparo de la Ley 19.74, y estoy obligado a guardar silencio en relación a lo que se refiere a la operación».

Esta misma versión del Ejército fue respaldada, en su oportunidad, por el entonces ministro de Defensa Alberto Espina, quien hoy tiene un cargo en el Consejo de Defensa del Estado (CDE).