Destacados:

Ex directora del ISP que trabajó en farmacéuticas no consigue volver al cargo

La Corte Suprema confirmó esta semana la decisión adoptada por la Contraloría que rechazó el nombramiento de María Soledad Velásquez como directora del Instituto de Salud Pública (ISP) tras acreditar la existencia de impedimentos para asumir el cargo.

Según el órgano rector de la administración pública, los antecedentes curriculares de Velásquez evidenciaban «la existencia de conflictos de intereses que pugnaban con la Constitución y los cuerpos normativos que consagran los principios de probidad».

Esto dado que «la persona designada se desempeñó desde el año 2014 hasta la fecha de asunción de funciones, en cargos de gerencia de dos empresas que se dedican a la producción, distribución y comercialización de productos farmacéuticos y medicinales».

Se detectó además que Velásquez ejerció «como lobbysta o gestora de intereses en diversos asuntos relacionados con el sector salud en general, y representó en esta calidad al holding SOCCOFAR (ligado a Cruz Verde)… el que integra, entre otras, por una de sus empresas exempleadoras».

Velásquez había presentado un recurso de protección para dejar sin efecto la determinación de Contraloría, sin embargo, en la última instancia, el máximo tribunal del país señaló que esta entidad obró «dentro del ámbito de su competencia y en la forma que prescribe la ley».

Ello en relación «a la normativa contenida en el artículo 8 de la Constitución Política de la República, Ley N° 18.575 de Bases Generales de la Administración del Estado y las disposiciones del artículo 1°, inciso final de la Ley N°20.880, sobre la Probidad en la Función Pública y Prevención de los Conflictos de Intereses», reza la sentencia dichata en causa Rol N° 133.995-2020.

En junio de 2020, CNN Chile informó que la ex directora del ISP, luego de ser sacada del cargo, había sido nombrada por el entonces ministro Jaime Mañalich como asesora de «apoyo a los procesos de laboratorios de diagnóstico de Covid-19» del Minsal.