En Chile:

Rebeldes sirios confirman a una periodista su implicación en el ataque con armas químicas

Insurgentes sirios han confirmado en una entrevista con un corresposal de AP, que realizó su propia investigación, su responsabilidad en el ataque con armas químicas a las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto, que tachan de “accidente”.

Rebeldes sirios de Guta, en los suburbios de Damasco, han declarado a la periodista de Associated Press, Dale Gavlak, que ellos fueron los responsables por el accidente con armas químicas de 21 de agosto que los países occidentales atribuyen al Gobierno de Bashar Al-Assad. Los rebeldes le dijeron que el accidente con armas químicas se produjo por el mal manejo de las armas químicas que les proporciona Arabia Saudita.

“En numerosas entrevistas con los médicos, residentes de Guta, los rebeldes y sus familias […] muchos creen que ciertos rebeldes recibieron armas químicas del jefe de la Inteligencia saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, y que fueron los rebeldes los responsables de llevar a cabo el ataque con gas [mortal]”, escribe Gavlak (Lea versión de respaldo del artículo original en inglés aquí).

Los rebeldes dijeron a Gavlak que no estaban propiamente entrenados sobre cómo manejar las armas químicas o incluso que no les habían dicho que las armas eran químicas. Según el testimonio de los rebeldes, las armas iban destinadas al Frente Al Nursa, grupo afilado a Al Qaeda.

Al mismo tiempo, decenas de rebeldes confirmaron a Gavlak que los financia el Gobierno saudí.

La informacion obtenida por Dale Gavlak contradice completamete a los pretextos que airea EE.UU , que el viernes se refirió a la “alta confiaza” que le merecen las pruebas que dice tener en su poder y que -afirma- implican a Al Assad en el ataque con armas químicas.

Dale Gavlak ha sido corresponsal en Oriente Medio para la Associated Press durante dos décadas. También ha trabajado para la Radio Pública Nacional (NPR) y ha escrito artículos para la BBC.

__________

Traducción al español de artículo original

Exclusivo: Ataque químico en Goutha habría sido perpetrado por rebeldes, afirman testigos

Este artículo es una colaboración entre Dale Gavlak informando para Mint Press News (también de la Associated Press) y Yahya Ababneh.

Ghouta, Siria – A medida que la maquinaria para la intervención militar liderada por Estados Unidos en Siria se acelera tras el ataque con armas químicas de la semana pasada, Estados Unidos y sus aliados pueden estar apuntando al culpable equivocado.

Entrevistas con personas en Damasco y Ghouta, un suburbio de la capital siria, donde la agencia humanitaria Médicos Sin Fronteras dijo que al menos 355 personas murieron la semana pasada por lo que cree que era un agente neurotóxico, parecen indicar lo mismo.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, así como la Liga Árabe han acusado al régimen del presidente sirio Bashar al Assad de llevar a cabo el ataque con armas químicas, apuntando principalmente a la población civil. Buques de guerra estadounidenses están estacionados en el Mar Mediterráneo para lanzar ataques militares contra Siria como castigo por llevar a cabo un ataque masivo con armas químicas. Estados Unidos y otros no están interesados ??en examinar las pruebas en contra, con el Secretario de Estado norteamericano John Kerry diciendo el lunes que la culpa de Assad era “un juicio… ya claro para el mundo”.

Sin embargo, a partir de numerosas entrevistas con médicos, residentes de Ghouta, combatientes rebeldes y sus familias, la situación es distinta. Muchos creen que algunos rebeldes recibieron armas químicas a través del jefe de inteligencia saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, y fueron los responsables de llevar a cabo el ataque con gas en cuestión.

“Mi hijo se acercó a mí hace dos semanas preguntándome qué pensaba de las armas que le habían pedido portar”, dijo Abu Abdel-Moneim, padre de un rebelde que lucha para derrocar a Assad, residente en Ghouta.

Abdel-Moneim dijo que su hijo y otros 12 rebeldes murieron en el interior de un túnel utilizado para almacenar armas proporcionadas por un militante saudí, conocido como Abu Aisha, que dirigía un batallón de lucha. El padre describió las armas señalando que tienen una “estructura de tubo”, mientras que otras eran como una “enorme botella de gas”.

La gente del pueblo de Ghouta dijo que los rebeldes estaban usando mezquitas y casas particulares para dormir mientras almacenaban sus armas en túneles.

Abdel-Moneim dijo que su hijo y otros murieron durante el ataque con armas químicas. Ese mismo día, el grupo militante Jabhat al-Nusra, vinculado a al-Qaeda, anunció que iba a atacar a la población civil de manera similar en el corazón del régimen de Assad en Latakia, en la costa oeste de Siria, como supuesta represalia.

“Ellos no nos dicen lo que eran esas armas o cómo usarlas”, se quejó una combatiente llamada ‘K’. No sabíamos que eran armas químicas. Nunca nos imaginamos que eran armas químicas”.

“Cuando el príncipe saudí Bandar entrega este tipo de armas a la gente, tiene que dárselas a los que saben cómo manejarlas y utilizarlas”, advirtió. Ella, al igual que otros sirios, no quiere usar su nombre completo por temor a represalias.

Un conocido líder rebelde en Ghouta llamado ‘J’ está de acuerdo. “Los militantes de Jabhat al-Nusra no cooperan con otros rebeldes, excepto cuando pelean en terreno. No comparten información secreta. Se limitan a utilizar a algunos rebeldes ordinarios para transportar y operar este material”, dijo.

“Teníamos mucha curiosidad acerca de estas armas. Y, por desgracia, algunos de los combatientes manejaron las armas de forma incorrecta y desataron las explosiones”, dijo ‘J’.

Los médicos que atendieron a las víctimas del ataque con armas químicas advierten a los entrevistadores que tengan cuidado de hacer preguntas acerca de quién, exactamente, fue responsable del asalto mortal.

El grupo humanitario Médicos sin Fronteras añadió que los trabajadores de salud que ayudan a 3,600 pacientes también reportaron haber experimentado síntomas similares, incluyendo espuma en la boca, dificultad respiratoria, convulsiones y visión borrosa. El grupo no ha podido verificar de forma independiente la información.

Más de una docena de rebeldes entrevistados informaron que sus salarios provienen del gobierno saudí.

Participación de Arabia Saudita

En un artículo reciente de Business Insider, el periodista Geoffrey Ingersoll destacó el rol del príncipe saudí Bandar durante los de dos y medio años de guerra civil siria. Muchos observadores creen que Bandar, con sus estrechos lazos con Washington, ha estado en el corazón de las presiones de guerra de Estados Unidos contra Assad.

Ingersoll se remite a un artículo en el Daily Telegraph del Reino Unido sobre conversaciones secretas ruso-saudíes afirmando que Bandar ofreció el presidente ruso, Vladimir Putin petróleo barato si este abandonaba a Assad.

“El príncipe Bandar se comprometió a salvaguardar la base naval rusa en Siria si el régimen de Assad es derrocado, pero también hizo alusión a ataques terroristas chechenos en los Juegos Olímpicos de Invierno de Rusia en Sochi, si no hay acuerdo”, escribió Ingersoll.

“Le puedo dar una garantía de proteger los Juegos Olímpicos de Invierno del próximo año. Los grupos chechenos que amenazan la seguridad de los juegos son controlados por nosotros”, presuntamente dijo Bandar a los rusos.

“Junto con las autoridades saudíes, Estados Unidos supuestamente le dio el visto bueno al jefe de inteligencia saudí para llevar a cabo estas conversaciones con Rusia, lo que no es ninguna sorpresa”, escribió Ingersoll.

“Bandar es educado tanto militar como académicamente en Estados Unidos, sirvió como un embajador muy influyente de Arabia Saudí en Estados Unidos y la CIA ama completamente a este tipo”, agregó.

Según el diario The Independent del Reino Unido, fue la agencia de inteligencia del príncipe Bandar la que primero presentó las denuncias de la utilización del gas sarín por parte del régimen a la atención de los aliados occidentales en febrero.

Siria: terroristas reconocen ser autores de ataque con armas qui?micas de Arabia Saudita

El Wall Street Journal informó recientemente que la CIA se dio cuenta de Arabia Saudí hablaba “en serio” respecto al derrocamiento de Assad cuando el rey saudí nombró al príncipe Bandar para liderar el esfuerzo.

“Ellos creían que el príncipe Bandar, un veterano de las intrigas diplomáticas de Washington y el mundo árabe, podría entregar lo que la CIA no podía: aviones cargados de dinero y armas, y como dijo un diplomático estadounidense, wasta, lo que en árabe significa influencias bajo la mesa”, dijo.

Bandar ha avanzado en el principal objetivo de la política exterior de Arabia Saudí, informó el WSJ, de derrotar a Assad y sus aliados de Irán y Hezbolá.

Con ese objetivo, Bandar trabajó para que Washington respaldara un programa para armar y entrenar a los rebeldes desde una base militar prevista en Jordania.

El periódico informa que se reunió con los “jordanos inquietos sobre esa base”:

Sus reuniones en Ammán con el rey de Jordania Abdulá a veces se extendían por ocho horas en una sola sesión. “El rey bromeaba: “Oh, ¿Bandar viene otra vez? Seamos claros, dos días para la reunión”,” dijo una persona familiarizada con las reuniones.

La dependencia financiera de Jordania respecto de Arabia Saudí podría haberles dado un fuerte poder de negociación a los saudíes. Un centro de operaciones en Jordania comenzó a funcionar en el verano de 2012, incluyendo una pista de aterrizaje y depósitos de armas. Llegaron AK-47 y municiones adquiridas por los saudíes, informó el WSJ, citando a funcionarios árabes.

Aunque Arabia Saudí ha mantenido oficialmente que apoya a los rebeldes más moderados, el periódico informó que “los fondos y las armas estaban siendo canalizados hacia los sectores más radicales, simplemente para contrarrestar la influencia de islamistas rivales respaldados por Qatar”.

Pero los rebeldes entrevistados dijeron que el príncipe Bandar es conocido como “al-Habib” o “el amante” por los militantes de Al Qaeda que combaten en Siria.

Peter Oborne, escribiendo para el Daily Telegraph el jueves, ha emitido una advertencia sobre la prisa de Washington por castigar al régimen de Assad con los así llamados ataques “limitados” que no signifique derrocar al líder sirio, sino disminuir su capacidad para utilizar las armas químicas:

Considere esto: los únicos beneficiarios de la atrocidad fueron los rebeldes, que previamente habían perdiendo la guerra, que ahora tienen a Gran Bretaña y Estados Unidos listos para intervenir en su lado. Aunque parece que hay pocas dudas de que se utilizaron armas químicas, existen dudas acerca de quien las utilizó.

Es importante recordar que Assad ha sido acusado de usar gas venenoso contra civiles antes. Pero en esa ocasión, Carla del Ponte, una comisionado de la ONU sobre Siria, llegó a la conclusión de que los rebeldes, no Assad, fueron probablemente los responsables.

Parte de la información en este artículo no pudo ser verificada independientemente. Mint Press News continuará proporcionando más información y actualizaciones.

Fuente: Mint Press News.
Traducción: Perspectiva Siria.

  • Anónimo

    HOY EN DÌA LA VERDAD DE LOS HECHOS NO ES MUY IMPORTANTE, PARA ESTE MUNDO ENCEGUECIDO POR LA MENTIRA MEDIÀTICA AL SERVICIO DE LOS PODERES POLÌTICOS CORRUPTOS Y SEDIENTOS DEL DOMINIO UNIVERSAL.

POSTS POPULARES