En Chile:

La Unión Europea impide que Monsanto privatice los tomates naturales

La Oficina Europea de Patentes revocó un permiso otorgado a la compañía agroquímica Monsanto para adueñarse de una semilla natural de tomates.

La patente EP1812575, que permitía controlar una cosecha de tomates resistentes a una enfermedad fúngica llamada “botryits”, fue apelada en mayo de este año por la coalición internacional No Patents on Seeds!.

Monsanto argumentó maliciosamente que la ingeniería genética había contribuido a que los tomates combatieran el hongo, pese a que su resistencia ya era conocida por la empresa cuando obtuvo la semilla desde un banco de genes en Gatersleben, Alemania, según reporta el sitio web Sustainable Pulse.

“Revocar esta patente ha sido un éxito importante. Era una mezcla de fraude, abuso de la ley sobre patentes y biopiratería. La patente podría haber sido utilizada para monopolizar importantes recursos genéticos”, dijo Christoph Then, coordinador de No Patents on Seeds!.

Hasta ahora la Unión Europea ha otorgado cerca de 2400 patentes de plantas genéticamente modificadas, estando muchas de ellas en manos de Monsanto, compañía que ya concentra casi el 25% del mercado internacional de semillas.

La coalición de No Patents on Seeds! ha presentado más recursos para revocar una patente sobre melones resistentes a un virus (EP1962578) y otra sobre plantas de soya que “se adaptan al cambio climático” (EP 2134870).