En Chile:

Golpe en Gendarmería: La última decisión de Claudia Bendeck que afectó al número dos de la institución

A cinco meses de asumir el cargo, la directora nacional de Gendarmería, Claudia Bendeck, renunció a petición expresa del ministro de Justicia Hernán Larraín. Su mala relación con los gremios y la imposibilidad de alcanzar acuerdos en materia laboral habrían sido los detonantes, publicó La Tercera.

En un comunicado, la cartera que supervisa al ente penitenciario explicó que el cambio era necesario y dejó en manos del subsecretario Juan José Ossa las negociaciones con dirigentes.

Quien se atribuyó el corte con Bendeck fue el presidente de la Asociación Nacional de Oficiales de Gendarmería (ANOP), Alberto Figueroa.

“Hicimos los esfuerzos por trabajar con ella, pero no se pudo. Sabemos que Gendarmería es una institución con falencias y es complejo todo, pero nunca avanzamos con la exdirectora, es por eso que a dos días de terminar el plazo comprometido quebramos la mesa”, comentó al diario de Copesa.

PLATAS DE LA ANEPE

Dentro de la institución hay versiones distintas sobre cómo se gestó la remoción de la ingeniera comercial que apuntan más bien a roces de poder que hace meses venían produciéndose entre ella y quien ejercía al momento de su salida como subdirector operativo: el ex mandamás de la ANOP Christian Alveal.

Según fuentes de Verdad Ahora, solo dos días antes de abandonar la Dirección Nacional, Bendeck ordenó abrir un sumario contra Alveal para indagar supuestas responsabilidades administrativas en torno a un convenio adjudicado por la Escuela de Gendarmería -siendo éste director del establecimiento- a la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE). En ella, Alveal apareció luego dando clases.

La instrucción de Bendeck consta en la Resolución N° 5890 del 24 de septiembre de 2018.

Cabe señalar que Alveal, encargado regional del Biobío cuando la mapuche Lorenza Cayuhan dio a luz engrillada, fue designado por el gobierno como director interino en reemplazo de Bendeck.

HOMBRES DE CORBALÁN

Este medio conoció además que en las últimas semanas se ha buscado reincorporar al ex coronel Eduardo Muñoz Bravo, quien fuera llamado a retiro por la directora Claudia Bendeck a fines de mayo. La petición concreta es que Muñoz, sin importar su antigüedad en el servicio, vuelva para trabajar en la Subdirección Operativa de Christian Alveal.

Según documentos obtenidos en un allanamiento a Punta Peuco, Muñoz sería uno de los altos uniformados que solía intercambiar mensajes electrónicos con Álvaro Corbalán, ex jefe operativo de la CNI. Hasta el día de hoy no se sabe qué pasó con un disco duro incautado en el módulo del ex militar.

En 2012, Corbalán recomendó a través de una carta a Sebastián Piñera mantener a Alveal como “asesor en un nivel importante de carácter permanente” y nombrar a Muñoz como director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI).

Aunque lo último no fue posible, el ex director de Gendarmería y actual jefe de la ANI, Luis Masferrer, habría contratado al ex coronel Emilio Alfaro, primo de Muñoz, para asesorar al organismo secreto.

Por Matías Rojas