En Chile:

Gobierno de Piñera se alinea con las AFP para atacar a Felices y Forrados

Una fuerte polémica causaron los planes de la Superintendencia de Pensiones para desincentivar los traspasos masivos entre los diferentes fondos de AFP. El economista Gino Lorenzini de la empresa Felices y Forrados, dedicada a asesorar a los cotizantes para buscar rentabilidad en el sistema multifondos, acusó directamente al gobierno de ejercer un “terrorismo público y privado” para beneficiar a la AFP.

La Tercera reporta que en abril, “los traspasos de fondos de AFP (del Fondo A al Fondo E) marcaron un récord con un total de 85.000 mil operaciones. Gran parte de los movimientos, que se dieron de los fondos más riesgosos a los conservadores, respondió a recomendaciones dadas por la entidad Felices y Forrados”.

En un acto que claramente incide sobre la autonomía de los afiliados, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, defendió el paquete de medidas que busca atenuar el impacto de los cambios masivos. “No limita la libertad, sino entrega información”, aseguró el secretario de Estado, agregando que el usuario debe reconocer “si está detrás de una quimera o detrás de una realidad”.

Y es que en los últimos días, los voceros del establishment económico han atacado ferozmente a Felices y Forrados. Antes de la tormenta generada por la Superintendencia de Pensiones, el 9 de junio, una columna escrita en el diario de Copesa por el gerente general de Quiñenco (Grupo Luksic), Francisco Pérez Mackenna, llamaba explícitamente a evitar el “problema de migraciones masivas”.

Pronto le siguió una publicación de Diario Financiero que cuestionó la rentabilidad de FyF, y la divulgación por parte de la titular de la Superintendencia, Solange Bernstein, de una nota técnica en la que aseguraba que el 99% de los seguidores de FyF habían tenido “malos resultados”.

Gino Lorenzini, CEO de la empresa de asesoría, se defiende afirmando que el organismo regulador no tiene los RUT de sus asociados. “Por ende, el estudio no es concluyente”, declaró.

Por su parte el director del departamento de estudios de Felices y Forrados, Rafael Garay, recalcó que “desde que empezamos a funcionar, hace dos años, hemos rentado un 18%, el fondo menos riesgoso el 12,95% y el más riesgoso un 7,2%”. Agregó que “esos son los números reales, en nuestra vida completa hemos tenidos mejores resultados”.

Rafael Garay sobre Felices y Forrados: «Aquí nadie ha perdido plata»

Fuentes de El Mostrador revelaron que la Superintendencia de Pensiones declinó implementar medidas más duras para restringir los traslados masivos, ante el eventual impacto político de “imponer un ‘corralito’ a los afiliados”.

“Un alto ejecutivo de una AFP, que pidió reserva de su nombre, reveló a este medio que algunas AFP pidieron tomar caminos más cortos para poner freno a FyF. Esas propuestas, que fueron planteadas a Berstein en distintas reuniones en las últimas semanas, apuntaban a poner un límite al número de traspasos que una persona puede hacer en un día, cobrar desde el primer traspaso (hoy se permite desde el tercero, aunque las AFP no lo han aplicado), alargar a más días el plazo para concretar la solicitud de traspaso, e incluso se planteó obligar a las personas a firmar un documento en persona antes de hacer el cambio”, publicó este jueves el portal electrónico.

“Otro alto ejecutivo de una AFP rival reconoció que la aspiración final de la industria es que FyF deje de operar”, agrega.

Conflictos de interés y amenazas

Con respecto a las críticas formuladas en Canal 13 por la ministra del Trabajo Evelyn Matthei contra Gino Lorenzini, éste replicó duramente: “aquí hay terrorismo público y privado entre las AFP, la Superintendencia y la ministra Matthei, que ayer me dijo que tenía conflicto de interés, cuando quien lo tiene es su marido, que trabaja para la AFP Provida”.

Lorenzini denunció además que su socio Rafael Garay, en el último tiempo, ha sufrido una serie de hostigamientos. En este sentido, dijo temer igualmente por la seguridad de su familia.

Las medidas del gobierno fueron criticadas esta tarde en el Senado por el presidente de la comisión de Trabajo y Previsión Social, Pedro Muñoz (PS), y el presidente de la Comisión Especial para el Estudio de Reformas al Sistema de AFP de la cámara alta, Eugenio Tuma (PPD).

Los parlamentarios reprocharon las modificaciones adoptadas por la Superintendencia de Pensiones y acusaron a la entidad de priorizar los intereses del mercado por sobre el de los cotizantes.