En Chile:

Bachelet compartió con golpista venezolano meses atrás

En un encuentro de la Internacional Socialista celebrado en Chile en noviembre pasado, la entonces candidata Michelle Bachelet se reunió con Leopoldo López, quien se ha puesto a la cabeza de los esfuerzos por desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro.

Luego de la jornada de violencia desatada en Venezuela el pasado 12 de febrero, que se saldó con 3 muertes entre opositores y partidarios del gobierno, López ha llamado a continuar las manifestaciones contra Maduro.

“Sépalo usted, señor Maduro: haga lo que haga, esto que comenzó no va a parar” dijo el líder opositor. Y no terminará hasta “cuando logremos sacar a quienes nos están gobernando”, afirmó.

El venezolano se reunió con Bachelet y otras figuras de la Nueva Mayoría en un foro organizado por la Internacional Socialista celebrado en Santiago en noviembre de 2013 para discutir sobre “gobernanza local”.

En dicha ocasión, López le manifestó a la candidata “la crisis política venezolana devenida a raíz de la asunción ilegítima del poder (sic) por Nicolás Maduro, entre las que figuran la persecución política a la oposición y el secuestro de las instituciones venezolanas por parte del partido de Gobierno”, según consigna El Universal.

Esta no es la primera vez que personeros de la Nueva Mayoría se reúnen con líderes de la oposición venezolana patrocinada por Washington.

En julio del año pasado, Henrique Capriles visitó Chile en una gira regional para buscar apoyos en el país. Durante su estadía se reunió con representantes de la Democracia Cristiana, pero también con el socialista Fulvio Rossi y la alcaldesa del PPD, Carolina Tohá.

Capriles no pudo reunirse con la candidata de la Nueva Mayoría, debido a las aprehensiones dentro del comando de que aquello podría perjudicarla.

¿Quién es Leopoldo López?

En este video, López pide a la audiencia sentirse orgullosa por su participación en los eventos del 11 de abril de 2002, cuando una manifestación opositora marcó el inicio del golpe de Estado que intentó derrocar a Chávez.

Ese 11 de abril, partidarios y detractores de Chávez salieron a las calles. Los líderes de la oposición desviaron su marcha para producir un choque con la concentración pro-gubernamental. En ese momento, francotiradores desconocidos – sindicados como agentes de la CIA – comenzaron a disparar hacia ambas manifestaciones.

La televisión manipuló las imágenes de los tiroteos y presentó a los muertos como “víctimas de la represión de Chávez”, dando la señal para que los militares golpistas intervinieran y arrestaran a Hugo Chávez.

Una vez producido el secuestro de Chávez, asumió un gobierno de facto liderado por el empresario Pedro Carmona, que procedió a disolver los poderes legislativo, judicial y electoral.

Cabe destacar que sólo dos países en todo el hemisferio reconocieron al gobierno de Carmona: Estados Unidos – instigador del golpe – y Chile, presidido en ese entonces por el socialista Ricardo Lagos.

Como alcalde de un municipio de Caracas, Leopoldo López colaboró con los golpistas supervisando la detención de Ramón Rodríguez, Ministro del Interior y Justicia del derrocado gobierno.

Los lectores deben advertir que la Internacional Socialista de “socialista” no tiene nada y es un elemento más en el tablero geopolítico de Washington.

Desde el mandatario galo Francois Hollande a nuestra presidenta electa Michelle Bachelet, los social-liberales son todos peones del imperio.

POSTS POPULARES