En Chile:

Asesor de Trump pidió ampliar vigilancia de la NSA en Facebook

Aunque en la campaña se mostró contrario a expandir los poderes de vigilancia de Estados Unidos, el hoy presidente Donald Trump podría terminar apoyando las facultades intrusivas del gobierno federal en internet, según el editor del sitio web Another Day In The Empire, Kurt Nimmo.

A través de una columna publicada esta semana en The New York Times, el asesor de Seguridad Interior (Homeland Security) del magnate, Tom Bossert, quien trabajó antes en la administración Bush, pidió reautorizar la Sección 702 de Ley de Vigilancia Extranjera que permite la interceptación de correos electrónicos, mensajes instantáneos, chats de Facebook e historiales de navegación.

En palabras simples, una “directa vulneración de la Cuarta Enmienda” de la Constitución de EEUU, planteó Nimmo.

“Autoridades del gabinete y profesionales de seguridad de distintas agencias prestarán testimonio sobre esta material el (próximo) miércoles”, anunció Bossert.

“Trump los apoya en un 100% sobre la necesidad de reautorizar permanentemente la Sección 702. También, funcionarios de las dos administraciones anteriores concuerdan que no podemos tener un punto ciego en nuestras defensas porque algún terrorista extranjero, en territorio extranjero, escoja simplemente un proveedor de e-mail estadounidense”, precisó.

El ex director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), general Keith Alexander, y el jefe de inteligencia Mike Rogers, han afirmando que el espionaje de la agencia que fue denunciada por Edward Snowden permitió “desbaratar 54 ataques terroristas”, datos que han sido cuestionados y que se interpretan más como una “propaganda para justificar el estado de vigilancia”.

“La NSA y el gobierno plantean que la vigilancia es realizada en el extranjero, pero ello fue descartado luego de una solicitud de Acceso a la Información presentada por la American Civil Liberties Union que mostró que la NSA violó intencionalmente la ley para espiar a ciudadanos estadounidenses”, indicó Nimmo.

En este sentido, la periodista de The Intercept, Jenna McLaughlin, comentó que la no existencia de “ataques terroristas a gran escala de ISIS en EEUU se debe no a la prevención de la comunidad de inteligencia – con la posible excepción de un caso frustrado por la policía local – sino a que éstos no han sido planificados”.

Otro testimonio que apunta al uso de dispositivos de vigilancia con fines de persecución política en EEUU lo entregó William Binney, ex analista de la NSA. “Dentro de la NSA, hay un conjunto de personas que… investigan a miembros de la Corte Suprema, el Estado Mayor Conjunto, el Congreso, tanto la Cámara como el Senado, y también la Casa Blanca”, reveló en marzo.

Binney opinó que no habrá cambios “mientras no pongamos a estas personas en la cárcel, porque han violado las leyes y la Constitución (de EEUU)… y las leyes de Europa y de todo el mundo”.