En Chile:

Defensora de la Niñez saca la voz por mentiras del gobierno chileno en sede internacional de DDHH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se reunió de oficio en Quito, Ecuador, para analizar las denuncias por violaciones a los derechos humanos cometidas por fuerzas policiales chilenas en el contexto de las manifestaciones que se han producido a lo largo del país.

El representante del gobierno de Sebastián Piñera, Mijail Bonito, negó ante la presidenta de la entidad, Esmeralda Arosemena, que existan las vulneraciones denunciadas, centrando la mayor parte de su discurso en los ataques a la propiedad pública y privada.

Esto no cayó bien a Patricia Muñoz, abogada encargada de la Defensoría de la Niñez, quien sostuvo que «lo que el Estado ha dicho no es la verdad», ya que «los balines de goma se usan no en hechos violentos, no como reacción activa, sino que indiscriminadamente contra personas que nada hacen en contra del personal policial».

«Lamento profundamente que el Estado de mi país se permita sostener ante esta comisión situaciones que no se condicen con la realidad que hoy día niños, niñas y adolescentes están viviendo», enfatizó.

Muñoz también cuestionó la efectividad de las capacitaciones en derechos humanos de Carabineros encabezadas por la teniente coronel Karina Soza, cuyo trabajo, pese a los esfuerzos desplegados, no tendría efecto sobre el total de los funcionarios que controlan el orden público.

«Esos instructores en derechos humanos no son los que hacen la formación de las fuerzas policiales. Quienes hacen la formación de las fuerzas policiales son ex generales, ex coroneles o personas en retiro que de derechos humanos no saben», expresó.

De esta manera, Muñoz solicitó acoger su versión de los hechos, recordando los casos de «Kimberly, una niña de 9 años con un brazo fracturado» y «Alexis, un niño de 17 años torturado por la policía».