En Chile:

Sindicato de La Tercera acusa manipulación de noticias y diputado apunta a Álvaro Saieh

El Sindicato N° 3 de Periodistas y Afines del Grupo Copesa reveló «una práctica sistemática» de la dirección del diario La Tercera consistente en alterar notas periodísticas de los reporteros que trabajan para el medio de prensa.

En un extenso comunicado, la organización relató que, en el marco de una asamblea, abordó «la complicada situación del periodista Sebastián Vedoya, como autor de la crónica publicada por el diario La Tercera, el pasado lunes 28 de octubre en su edición impresa, así como en las plataformas web del medio, y bajo el título ‘Policía identifica a uno de los autores de incendios en estaciones de Metro‘».

Dicha nota exponía que, de acuerdo a una fuente de inteligencia policial, existía certeza sobre la participación de ciudadanos cubanos y venezolanos, posiblemente vinculados con los servicios de sus respectivos gobiernos, en la quema de estaciones.

«Se nos informó que el colega Vedoya recibió una instrucción directa del director del medio para elaborar la nota en base a un documento que le aportó esa misma dirección de La Tercera», indicaron, recordando que la publicación resultó «fuertemente cuestionada por su contenido, críticas que se acrecentaron desde el momento que un fiscal le dio carácter de ‘falsa‘», lo que «provocó que Vedoya fuera víctima en esos días de una virulenta campaña de insultos y odio a través de las redes sociales».

La discusión del caso llevó a confirmar que en algunas secciones de La Tercera hay editores que restringen «el derecho que tienen los periodistas a no firmar notas o reportajes que hayan sido alterados más allá de lo que se encuadra en el trabajo de edición», y que habitualmente se exige «a los periodistas que sustenten y publiquen determinadas tesis instruidas por directivos del medio, incluso si éstas se contradicen con el trabajo de reporteo».

«A la vez, se dijo que en una de las jornadas de manifestaciones se envió a un grupo de reporteros a recoger la opinión de los ciudadanos y después ese material no fue publicado», agregaron.

Con esa información, la directiva del sindicato pidió urgentemente una reunión con el director de La Tercera, logrando obtener además la versión de Vedoya, «quien reconoció haber firmado una nota que no fue investigada por él».

Así, «en la reunión con el responsable del diario, nuevamente reconoció que hubo una equivocación al no aplicar mayor rigor en los estándares de publicación. No obstante, puntualizó que la información se originó desde una fuente de inteligencia, no política, emanada de un documento elaborado por la Policía de Investigaciones de Chile (PDI)».

«Con todo, la dirección consideró que dicho documento debió ser corroborado con otras fuentes y que en eso hubo una falla como equipo editorial», y en cuanto al resto de las denuncias señaladas como «gravísimas» por la dirigencia sindical, afirmó «desconocer tales hechos y expresó que lo conversaría con las jefaturas del área».

Una vez conocido el comunicado, el diputado Renato Garín solidarizó con el sindicato, subrayando que, frente a las presiones denunciadas y el clima interno generado a propósito de la redacción de notas cuestionadas, «la responsabilidad debe asumirla el dueño del diario, el señor Álvaro Saieh».

Cabe señalar que el parlamentario también ha puesto en duda la confluencia de intereses comerciales de Saieh en otros ámbitos.

«Particularmente crítico es lo que ocurre en Copesa, no solo por el cierre de Paula y Qué Pasa, sino también por el enorme poder cultural que tiene Álvaro Saieh en Chile. A mí me resulta totalmente inquietante que tanto él como Andrónico Luksic combinen durante años el ejercicio del periodismo a través de medios de comunicación con la banca», señaló a El Periodista TV en junio de 2018.

El legislador opinó allí que «el vinculo entre, por ejemplo, Corpbanca con La Tercera, o el vínculo de Banco de Chile con Canal 13, es de lo peor para una democracia».

POSTS POPULARES