En Chile:

Sarkozy arresta a docenas de musulmanes antes de elecciones presidenciales

El pasado 21 de marzo, reportamos que el sospechoso de terrorismo Mohammed Merah había sido un agente de inteligencia manejado por el DGSE de Francia (Directorio General de Seguridad Exterior) y el servicio de inteligencia DCRI. El jefe del DCRI, Bernard Squarcini, es un socio cercano de Nicolas Sarkozy. Antes de los ataques, Sarkozy estaba en una carrera estrecha por la presidencia francesa.

En tal oportunidad, Yves Bonnet, ex jefe del Directorio de Vigilancia Territorial que ahora es parte del DCRI, cuestionó si Merah había ejercido como agente del organismo. Estas preguntas sobre una conexión entre Merah y la inteligencia francesa fueron reportadas mínimamente por los medios de comunicación.

La conclusión extraída de estos antecedentes es que los ataques fueron parte de una operación de bandera falsa, diseñada para permitir a Nicolas Sarkozy una ofensiva masiva contra ciudadanos islámicos y un impulso para su reelección presidencial.

Estos últimos días, la policía militarizada francesa y el DCRI ha conducido redadas de alto perfil y arrestos de una docena de supuestos terroristas. Los allanamientos fueron realizados en cinco ciudades y a menos de una semana de que Sarkozy ordenara una ofensiva contra musulmanes «radicales», luego del ataque de Mohammed Merah que fue “inspirado por Al Qaeda”, según reporta el Sydney Morning Herald.

Las redadas efectuadas principalmente al sur de Francia parecen ser parte de un nuevo enfoque para acabar con “islámicos radicales” en el país, según Associated Press. Muchos de los sospechosos están siendo arrestados por publicar “opiniones extremas en foros islámicos”. A finales de marzo, Sarkozy dijo que los ciudadanos franceses que visitan sitios web “extremos” deben ser tratados como personas que ven pornografía infantil.

Periodistas de Roubaix vieron a la policía armada con rifles de asalto mientras ejecutaban los arrestos, según AP.

Los altamente publicitados arrestos están permitiendo a Sarkozy reducir la brecha entre su candidatura y la de su rival socialista, Francois Hollande. Otros candidatos se han quejado de que Sarkozy esté llevando a cabo los allanamientos con fines políticos. El candidato Francois Bayrou, por ejemplo, llamó a los arrestos una forma de “publicidad gestionada”, según el Herald.

Hollande, que lideraba las encuestas antes de los ataques, cuestionó el momento de la ofensiva, que coincidió con la presentación de su plan político para los próximos cinco años si resulta elegido.

POSTS POPULARES