En Chile:

Poeta iraquí: “Hace 15 años, EEUU destruyó mi país”

El premiado novelista y académico de la Gallatin School of Individualized Study de la Universidad de Nueva York, Sinan Antoon, afirmó que Estados Unidos empeoró la situación política de Irak luego de sacar del poder a Saddam Hussein.

A través de una columna publicada por The New York Times, Antoon contó que Hussein tomó el país por la fuerza cuando tenía 12 años, motivandolo a escribir su primera novela con críticas al régimen autoritario de la época.

El libro contaba la historia de “Furat… un joven estudiante de literatura inglesa en la Universidad de Bagdad, como yo. Él terminaba en prisión por hacer una broma sobre el dictador. Furat alucinaba e imaginaba la caída de Saddam, como yo solía hacerlo. Estaba esperanzado por ser testigo de ese momento, ya sea desde Irak o el exterior”.

“Abandoné Irak meses después de la Guerra del Golfo de 1991 y entré a la universidad en Estados Unidos, donde he estado desde entonces. En 2002, cuando empezó el apoyo a la guerra en Irak, vehementemente me opuse a la invasión. Estados Unidos había apoyado consistentemente a dictadores en el mundo árabe y no estaba en el negocio de andar exportando democracia”, relató.

El escritor ya había visto por televisión iraquí a Donald Rumsfeld visitando Bagdad como emisario de Ronald Reagan y saludando con apretón de manos a Saddam. “Ese recuerdo hacía parecer vacías las palabras de Rumsfeld en 2002 sobre la libertad y la democracia para los iraquíes”, indicó.

“Yo era uno de los 500 iraquíes en la diáspora, de distintos orígenes étnicos y políticos, muchos de los cuales eran disidentes y víctimas del régimen de Saddam, que firmó una petición: ‘No a la guerra en Irak, no a la dictadura’. Mientras condenamos el reinado del terror de Saddam, también estábamos contra una ‘guerra que causaría más muertes y sufrimientos’ para iraquíes inocentes y que amenazaba con empujar a la región hacia el caos”.

“Nuestras voces no fueron escuchadas en los grandes medios de Estados Unidos, que optaron por preferir a los iraquíes-americanos proguerra que prometieron celebrar y dar la bienvenida a los invasores con ‘dulces y flores'”, agregó Antoon.

Para el poeta, sacar a Saddam del poder tenía otro objetivo: desmantelar el estado e instituciones de Irak, para ser reemplazadas por un “semi estado disfuncional y corrupto”.

“Nadie está seguro de cuántos iraquíes murieron como resultado de la invasión hace 15 años. Algunas cifras creíbles dicen que más de un millón… A menudo la invasión de Irak es tratada en Estados Unidos como una ‘torpeza’ e incluso un ‘error colosal’, pero fue un crimen, y aquellos que lo perpetraron aún andan sueltos”, concluyó.

Durante una entrevista con el medio Democracy Now!, el periodista de The Intercept, Mehdi Hasan, coincidió con la apreciación de Antoon. Hasan planteó que hay mucha “amnesia cuando se habla de Irak” y criticó la vigencia de autoridades que promovieron la guerra.

Uno de ellos es John Bolton, quien asumirá como nuevo asesor de seguridad nacional del presidente de EEUU Donald Trump.

15 años tras la invasión de Irak: ¿Quién se hace responsable?