En Chile:

Periodista Michael Hastings investigaba al director de la CIA antes de morir

La viuda de Michael Hastings, periodista fallecido en junio luego de un extraño accidente automovilístico, reveló que su esposo trabajaba en un reportaje sobre el director de la CIA John Brennan antes de morir.

En una entrevista realizada el 5 de agosto en Piers Morgan de CNN, Elise Jordan indicó que la investigación en la que Hastings trabajaba saldrá impresa en un próximo ejemplar de Rolling Stone. El reportaje, aparentemente, dice relación con el papel que Brennan jugó en la persecución de periodistas que investigaban secretos de Estado.

En su reporte sobre las investigaciones de Hastings, el canal San Diego 6 News citó un correo electrónico obtenido por Wikileaks, el cual señala que “Brennan está detrás de la caza de brujas de periodistas de investigación” que revelan secretos gubernamentales. Se trata de una comunicación interna de Stratfor, una compañía global de inteligencia vinculada al gobierno de Estados Unidos.

El correo también afirma: “Hay una tarea específica desde la WH (Casa Blanca) para ir detrás de cualquiera que imprima material negativo para la agenda de Obama (Dios mío). Incluso el FBI está sorprendido”.

Hastings murió en la madrugada del 19 de junio, cuando su Mercedes explotó tras colisionar con un árbol en Hollywood, California. El vehículo fue embestido por las llamas y el motor salió eyectado a 100 pies. Uno de los testigos comparó el sonido de la explosión con el de una bomba.

Pese a que los primeros testimonios indicaban que Hastings había conducido a alta velocidad, nuevas evidencias cuestionan tales afirmaciones. Según el mismo reporte del San Diego 6 News, un video de vigilancia capturado desde un restaurant cercano ha sido estudiado, mostrando que Hastings sólo viajaba a una lentitud de 56 kilómetros por hora cuando impactó al árbol.

Hastings, quien tenía 33 años cuando murió, había recibido constantes amenazas de funcionarios del gobierno por el carácter de su trabajo. En uno de sus libros reveló que un miembro del equipo del general Stanley McCrystal, cuya carrera terminó, en parte, luego de una publicación de Hastings, le dijo: “Te cazaremos y mataremos si no nos gusta lo que escribes”.

En respuesta a la atención que ha recibido la muerte de Hastings, un vocero de la CIA le dijo a los reporteros que “cualquier sugerencia de que el director Brennan haya intentado infringir la libertad de prensa protegida constitucionalmente, es ofensiva y no tiene fundamento”.

No obstante, la conexión entre la muerte de Hastings y el correo filtrado de Stratfor levanta serias preguntas sobre su muerte. Las autoridades del Departamento de la Policía de Los Angeles han negado que exista participación de terceros.

Luego de su muerte, los amigos de Hastings explicaron que el periodista había estado en particular estado de agitación luego de las revelaciones de espionaje de la NSA que hiciera Edward Snowden a comienzos de junio. Hastings se había reunido con un abogado de Wikileaks sólo horas antes del choque.

Otro reporte del San Diego 6 News emitido en julio, incluyó una entrevista con el sargento Joe Biggs, un estrecho amigo de Hastings, quien explicó que el cadáver del periodista fue devuelto a sus familiares en una urna, lo cual contradecía sus deseos. Este hecho levantó más sospechas sobre su muerte.

Biggs también dio a conocer un e-mail enviado a Hastings antes de su muerte con el siguiente Asunto: “Investigación del FBI, re: NSA”. El periodista sugería que sus socios de BuzzFeed solicitaran asesoría legal antes de hablar con “los (agentes) federales”. Luego agregaba: “Estoy detrás de una gran primicia y necesito salir del rada(r) un poco”. Hastings, quien frecuentemente publicaba artículos en las redes sociales y sitios web, no efectuó ninguna de esas publicaciones durante la última semana de su vida.

En referencia al correo electrónico, Biggs dijo a los reporteros: “Esto no fue un accidente y seguiré investigando su muerte”.