En Chile:

Pacogate: Supuesta cómplice de fraude en era Gordon sigue trabajando para Carabineros

El Ministerio Público formuló cargos por presunta malversación de caudales públicos en contra de la mayor de Carabineros -en servicio activo- Marcela Cuevas Muñoz, cónyuge del ex general de la misma institución, Aladino Alfaro Herrera.

Según detalla el acta de audiencia de formalización celebrada ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago en la causa RIT 19.880-2017, donde el Consejo de Defensa del Estado (CDE) es querellante, la oficial quedó sin medidas cautelares.

Cuevas se transformó así en la cuarta persona imputada dentro de la arista del Pacogate que salpicó al ex general director de Carabineros, Eduardo Gordon Varcárcel, al ex secretario general, Jorge Serrano Espinosa, y al ex coronel de Intendencia, Francisco Reyes Momberg, por gastos improcedentes en el Departamento de Relaciones Públicas que superan los 70 millones.

De todos ellos, Cuevas es la única que sigue trabajando en Carabineros. Así revela uno de los documentos filtrados a raíz del Pacoleaks: el Boletín de Actividades Proyectadas N° 2 de Asuntos Internos, correspondiente a septiembre del año 2019.

Informe filtrado en Pacoleaks.

El archivo anuncia la «reformalización» pretendida por el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, en contra de Gordon y Serrano, mostrando fotografías no solo de éstos, sino también de la mayor Cuevas, destinada al Departamento de Gestión Educacional E.1. desde el 1 de octubre de 2018.

«El caso ha generado un escenario con amplia cobertura en los medios de comunicación nacional, con cuestionamientos y críticas hacia la Institución, lo que ha generado reacciones y comentarios de individuos antagónicos a Carabineros», indica la reseña.

Según fuentes consultadas por Verdad Ahora, la mantención de Cuevas en el organismo policial que hoy dirige Mario Rozas -quien habría sido compañero de curso de su marido, Aladino Alfaro-, también genera sospecha de posibles redes de protección con lazos en el mundo político.

Según datos recabados por la Fiscalía, Cuevas habría cumplido un papel importante en el esquema defraudatorio, ya que Gordon le encargaba adquirir regalos que jamás fueron enviados, a figuras tales como Mario Kreutzberger, alias «Don Francisco», y el ex capellán del Hogar de Cristo, Agustín Moreira.

Por Matías Rojas