En Chile:

Obama expande los poderes bélicos de Bush para combatir al Estado Islámico

El gobierno de Barack Obama envió una propuesta al Congreso para ampliar las facultades previamente consideradas en la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF) de George W. Bush, con la intención de atacar al Estado Islámico en cualquier parte del mundo.

El proyecto de Obama autoriza la conducción de operaciones militares contra ISIS o “personas o fuerzas asociadas”, definidas como aquellas que “combaten para, en nombre de, o junto a, el Estado Islámico, o cualquier entidad que esté relacionada estrechamente con hostilidades hacia Estados Unidos y sus aliados”.

Dejando en claro el marco global en que se impone, a su juicio, la empresa terrorista de ISIS, Obama señaló al parlamento que el movimiento en cuestión “representa una amenaza que va más allá de Medio Oriente e incluye a Estados Unidos”.

El libelo, que no establece límites geográficos para nuevas incursiones bélicas, surge medio año después de que la administración Obama comenzara a bombardear Irak y Siria.

De esta forma, Obama adopta y extiende los poderes de su antecesor Bush en la Casa Blanca, quien luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, introdujo a través del AUMF un pretexto legal para involucrar a EEUU en una serie de conflictos armados en Afganistán, las Filipinas, Georgia, Yemen, Kenia, Etiopía, Irak, Somalía, y otros países.

El AUMF fue utilizado para justificar el uso criminal de aviones no tripulados, secuestros, torturas, detenciones indefinidas y espionaje doméstico a mayor escala, junto con la instauración de la Ley Patriota y la creación del Departamento de Seguridad Interior (Homeland Security), que profundizaron el estado policial en EEUU, todo lo cual había sido criticado por Obama en su primera campaña presidencial.