En Chile:

MK ULTRA, James Holmes y el asesino de Robert Kennedy

Los paralelos entre el presunto perpetrador de la masacre de “Batman”, James Holmes, y el asesino de Robert F. Kennedy, Sirhan Sirhan, son abrumadores. Ambos parecen haber sido drogados, ninguno de los dos puede recordar los tiroteos de los que se les acusa, y en ambos casos, testigos oculares reportaron la presencia de otros participantes.

A más de 40 años de ser condenado por la muerte de Robert F. Kennedy, el peso de la evidencia indica claramente que Sirhan Sirhan fue un chivo expiatorio drogado, utilizado por verdaderos asesinos que nunca fueron identificados.

El hecho de que los detalles de la masacre de Aurora y el sospechoso del tiroteo, James Holmes, reflejen casi exactamente aquellos de Sirhan Sirhan a sólo una semana de la tragedia, sugieren con fuerza que Holmes también fue un chivo expiatorio, o que al menos existió un complot mayor detrás de la tragedia que llevó a la muerte de 12 personas.

Como reportó el London Independent en 2005, la evidencia indica que Sirhan fue un “candidato de Manchuria”, víctima de control mental, que sufrió una trampa para ser responsabilizado por el asesinato. De acuerdo a la descripción de testigos, Sirhan se encontraba en un aparente estado de trance cuando apretó el gatillo.

“No hubo manera de que Sirhan Sirhan matara a Kennedy”, dijo el abogado de Sirhan, Larry Teeter. “Su trabajo era ser atrapado mientras el hombre del gatillo escapaba. No estuvo involucrado conscientemente en ningún plan. Fue el chivo expiatorio. No sabía ni estaba consciente de lo que estaba pasando – fue un verdadero candidato Manchuriano”.

Los paralelos entre Sirhan Sirhan y James Holmes son alarmantes.

Los comportamientos de ambos fueron descritos como “en trance” o bajo la influencia de las drogas. “Me sentía drogado. Creo que alguien puso algo en mi bebida”, dijo Sirhan, aludiendo a los momentos anteriores al asesinato de RFK. De manera similar, durante su aparición ante la corte a inicios de esta semana, el comportamiento de Holmes sugirió claramente que él también estaba bajo la influencia de medicamentos. “El chico de 24 años parecía confundido, parpadeaba lentamente y luchaba por mantener su cabeza en alto, llevando a la prensa a preguntarse si estaba drogado”, reportó NYMag.com.

Tanto Sirhan Sirhan como James Holmes no puede recordar detalles de los tiroteos que se les adjudican. “No sabía dónde estaba y no sé cómo llegué ahí. Me encontraba en un estado de apagón”, sostuvo Sirhan. De forma similar, Holmes dijo a sus guardias en la prisión que no tenía idea de por qué estaba en la cárcel y que sufría de amnesia. “Él afirma que no sabe por qué está en la cárcel”, contó un funcionario de la prisión a NY Daily News. “Preguntó, ‘¿Por qué estoy aquí?’”.

En los dos tiroteos de RFK y “Batman”, testigos oculares describieron a otros participantes, lo cual desmonta la versión de perpetradores únicos. Según Nina Rhodes-Hughes, otro hombre estaba disparando a RFK y las autoridades trataron de alterar su versión de lo ocurrido. “Lo que se ha sabido es que hubo otra persona que disparó a mi derecha”, dijo Rhodes-Hughes en una entrevista con CNN. “La verdad tiene que ser contada. No más encubrimientos”.

Los abogados de Sirhan también presentaron evidencia de que “dos armas fueron disparadas en el asesinato y que el revólver de Sirhan no fue el arma que disparó a Kennedy”. De igual forma en el caso de Holmes, testigos describieron a dos participantes en el tiroteo, indicando que uno de los envases de gas lacrimógeno fue lanzado desde el lado opuesto del cual había salido el asesino. También es evidente que Holmes, o quien sea que haya sido el asesino con la máscara de gas, tuvo un cómplice. Testigos dijeron haber visto al asesino atendiendo el teléfono antes del tiroteo y luego parándose en la puerta de salida del cine, haciendo señas a alguien más.

El uso de técnicas de control mental de la CIA, con el objeto de crear asesinos, es materia de evidencia histórica. MK-ULTRA fue el nombre en código para un programa de investigación encubierto e ilegal con humanos, conducido por la Oficina de Inteligencia Científica y expuesto a la luz en 1975 a través de las investigaciones del Comité Church y la comisión presidencial conocida como la Comisión Rockefeller (ver documento al final del artículo). El veterano de 14 años de la CIA, Victor Marchetti, insiste en que el programa no ha sido abandonado y que aún está en funciones.

Holmes, estudiante de neurociencia, también estaba fascinado con prácticas de control mental. Durante su tiempo en el Instituto Salk de Estudios Biológicos, Holmes designó un programa de computadora para alterar estados de la mente a través de intervalos de luz parpadeante. El ejecutor del tiroteo de Arizona en 2011, Jared Lee Loughner, también estaba obsesionado con el control mental.

A la vez existe un conjunto de otras preguntas que rodean el tiroteo de “Batman” y que entran en conflicto con la versión oficial, una de las cuales dicen relación con cómo Holmes pudo haber desarrollado la habilidad para desarrollar bombas que revelan la marca de un experto, o por qué hizo la compleja trampa de explosivos en su apartamento para matar a cualquiera que tratara de ingresar, advirtiendo a la policía sobre las bombas inmediatamente después de ser arrestado.

Según sus abogados, Sirhan Sirhan “fue un participante involuntario en los crímenes cometidos, porque fue sujeto a una sofisticada programación hipnótica y técnicas de implantación de memoria, que lo hicieron incapaz de controlar conscientemente sus pensamientos y acciones al momento de cometerlos”, sirviendo sólo como una distracción.

¿Es James Holmes sólo una distracción para que el verdadero asesino no sea identificado?

Mientras la máquina política explota la masacre de la semana pasada para eviscerar los derechos de la segunda enmienda en Estados Unidos, cada pieza de la evidencia indica que Holmes fue sólo una parte del rompecabezas, o incluso peor, un chivo expiatorio que asumió la responsabilidad del verdadero ejecutor del tiroteo.

  • Anónimo

    Una técnica archiusada y archiconocida, sin embargo la mayoría de la población no lo reconocen, tan ciegos nos mantienen !!!

  • Anónimo
  • Anónimo

    Me parece interesante y valioso que puedas tener esta información, pero cómo puedo confiar en que no eres un agente de desinformación, como Hall Turner o David Icke??

  • Anónimo

    no puedo descargar el archivo

  • Anónimo

    @Anónimo. Los agentes de desinformación siempre dirán que Dios no existe, que los Dioses antiguos eran Aliens, que Hitler era judío y parte del NWO, etc.

    Buenas fuentes de info son la geopolítica, la historia, el revisionismo y -porque no- la religión y esoterismo, pero ten cuidado d no lavarte el cerebro con histerismos.
    Puedes contactarme a caligulacom@hotmail.com

    Los autores d los ultimamente habituales tiroteos gringos son de autoría Mk Ultra, principal objetivo: que todos renuncien al derecho a las armas y que crean que es mucho peligro poseer unas.

  • migue

    Yo creo que es todo lo contrario, se trata de hacer creer que no pueden estar sin armas para que ante estas situaciones puedan protegerse, el loby por el tema armas es poderosisimo y mueve millones de dólares, los inversionistas y empresarios Están en pie de guerra con cada idea de terminar la venta de armas indiscriminada, y para eso cuando la idea se instala para trámite legislativo sale un loco de mierda disparando y matando inocentes de tal manera que el gribgo reacciona “se dan cuenta que necesitamos armas para protegernos de estoa locos”…