En Chile:

Los secretos de SOPA, la ley que censurará contenidos en internet

14

SOPA terminará el internet como lo conocemos.

El secreto detrás de SOPA, la llamada ley anti-piratería que hoy es objeto de una respuesta sin precedentes con sitios como Wikileaks y otros que han protestado “apagando” sus páginas, no tiene nada que ver con la piratería o el robo de derechos de autor, sino con una iniciativa formal para imitar el sistema de censura de internet propia de la China comunista.

Pero no crean en nuestras palabras. Escuchen lo que Joe Lieberman, co-patrocinador de PIPA, la versión hermana de SOPA en el Senado, declaró sobre el propósito detrás de los esfuerzos del gobierno estadounidense por controlar internet, usando el pretexto de la ciberseguridad.

Declaraciones de Joe Lieberman (inglés)

Lieberman caracterizó los temores de que el gobierno use tales poderes para censurar opiniones políticas como “desinformación total”, sin embargo, posteriormente admite que el propósito detrás del plan es imitar la habilidad de China para “desconectar partes de su internet en el caso de una guerra”, agregando, “también necesitamos eso aquí”.

Por supuesto, la “guerra” de la China comunista no es contra terroristas extranjeros o hackers, está declarada a la gente que se atreva a usar internet para expresar disidencia contra las atrocidades y la corrupción del gobierno. El sistema chino del monitoreo de internet tiene directa relación con la violación de la libertad de expresión y nada que ver con preocupaciones legítimas de seguridad, como bien sabe Lieberman.

Habiendo fracasado ampliamente en su intento por usar temores de ciberguerra para lograr controlar el internet, considerando que fueron los Estados Unidos e Israel quienes lanzaron el ataque del virus Stuxnet, Lieberman ha regresado con la misma agenda, sólo que bajo una excusa diferente: el Acta de Protección de la Propiedad Intelectual, de la cual es patrocinador.

Utilicen o no la ciberseguridad o la anti-piratería como justificación, los objetivos finales se mantienen iguales: tomar control del internet y cerrar sitios web por antojo.

Efectivamente, esto simplemente es el acto de codificar en una ley lo que ya ha tomado lugar. El mismo Lieberman fue instrumental en pedir el cierre del sitio web Wikileaks cuando Amazon lo expulsó de sus servidores luego de ser presionados por el Comité de Seguridad Interior del Senado, encabezado por Lieberman.

Además, el Depto. de Homeland Security (DHS) ya ha arrebatado el dominio de docenas de sitios web, meramente por linkear a material de copyright, incluso cuando el material ni siquiera ha estado almacenado en sus páginas. Este proceso ha sido criticado por la Electronic Frontier Foundation como, “Instrumentos que causan un inaceptable daño colateral a los derechos de la libre expresión”.

El DHS también ha echado abajo sitios web sin ninguna razón aparente, incluyendo un blog de música popular que fue cerrado durante más de un año por cargos que el DHS ahora admite “fueron completamente falsos”.

Mientras páginas como Wikipedia y Google han protestado encomiablemente contra SOPA y PIPA, las compañías de grandes ISPs y dominios están firmemente detrás de las leyes. En realidad, la autoridad global sobre todos los dominios con nombre “.com”, VeriSing, exigió recientemente el poder para terminar con sitios web tildados de “abusivos” según ordene el gobierno, sin una orden judicial o alguna clase de supervisión sobre ello.

Aunque protestas masivas como las de Wikipedia y Google han retrasado el voto de SOPA, la ley regresará el próximo mes a la Cámara de Representantes.

El objetivo final de SOPA no es sólo entregar al gobierno federal el poder para cerrar sitios web. Una vez que los poderes sean otorgados, la única manera de fiscalizar tal sistema será requerir a todos los propietarios de sitios, y eventualmente a cualquiera que publique cualquier contenido en internet, que pidan permiso del Estado para funcionar. Esto tomará la forma de una ID de internet individual para cada usuario – nuevamente, parte del favorito sistema de Lieberman al estilo chino – el cual será garantizado o revocado a discreción de las autoridades.

La llamada “Estrategia Nacional de Identidades Confiables en el Ciberespacio”, creada por NIST bajo los auspicios del Depto. de Comercio de Estados Unidos, ofrece un “ecosistema de identidad” bajo el cual los estadounidenses serán capaces de proteger su información, no con passwords, sino con una “credencial única” almacenada en una tarjeta inteligente, un teléfono celular, un llavero o alguna clase de dispositivo. Esto será usado para acceder a numerosos datos, incluyendo declaraciones de impuestos, información de salud, cuentas bancarias y más, parecido a un pasaporte para toda tu vida.

Bajo tal sistema, el Estado será capaz de crear un entorno mucho más amigable para controlar el flujo de información, florecerá el “Ministerio de la Verdad de Internet” propuesto por Bill Clinton y las preocupaciones de Hillary Clinton sobre “perder la guerra de información” encontrarán solución.

Este es el verdadero secreto detrás de SOPA: que es otro paso hacia la abolición del anonimato y la creación de una infraestructura bajo la cual, igual que en el dominio físico, cada acto de comercio, comunicación o el ejercicio de las libertades, deberá ser primero aprobado por una autoridad antes de su realización.

Explicación de la ley SOPA
  • Anónimo

    1984

  • Anónimo

    maldita sea, ¡no quiero mas vigilancia!

  • Anónimo

    Estimado Matìas. Te sugiero cambies los colores de fondo de los artìculos que publicas, ya que las letras negras sobre el fondo del mismo color imposibilita demasiado la lectura y la hace tediosa y lenta.

POSTS POPULARES