En Chile:

Ariel Zúñiga por quema de pagarés de la U. del Mar: “El arte disfrazó una acción política”

El creador del Proyecto Kombi visitó el estudio de la Escuela de Periodismo de la PUCV para explicar el trasfondo político de la quema de los pagarés de la Universidad del Mar y las aristas inconclusas del escándalo educacional que involucra a importantes personeros de la Concertación.

Ariel Zúñiga señaló que la polémica acción realizada junto al artista Francisco ‘Papas Fritas’ en la toma de la sede Reñaca fue “pasada por el contrabando del arte” y atacó el corazón de la “deuda odiosa” generada por la industria de la mala de educación, al incinerarse materialmente una suma de 500 millones de dólares.

“Cuando se habla de la educación gratuita o la reforma del sistema universitario, en lo que no quieren detenerse es que estamos hablando de la industria de la mala educación”, planteó Zúñiga. “Esto no es casual, aquí no ocurre que la Universidad del Mar viene a ser una especie de tumor en un cuerpo sano: es la consecuencia natural de este sistema dedicado a producir deuda”.

El conductor de la Kombi que impactó contra vallas papales en la última protesta del 21 de mayo en Valparaíso, dijo que la educación superior chilena se adhiere a otros sistemas que pretenden “depredar los capitales familiares”, tales como el retail, las isapres y las AFP.

Zúñiga aseguró que la prensa tradicional contuvo la divulgación de la noticia y no logró comprender su significado. “Si existe un medio de comunicación que nos ignoró es La Tercera”, señaló, agregando que el dueño de Copesa, Álvaro Saieh, está interesado en tapar la quema de los pagarés ya que mantendría “una cuenta personal de 300 millones de dólares” en Corpbanca, provenientes de fondos ilícitos de la Universidad del Mar.

El locutor del programa Se viene el estallido denunció que un periodista de CIPER, medio perteneciente a Saieh, estuvo dos meses en la toma recolectando documentos para “destruirlos… y por asamblea tuvimos que echar al periodista de CIPER”.