En Chile:

Ex PDI revela más antecedentes sobre viajes del director y presunto espionaje a autoridades

En una entrevista con el medio The Clinic, el ex oficial de control migratorio de la PDI, Carlos Celis, realizó nuevos cuestionamientos al director general de la institución, Héctor Espinosa, quien enfrenta graves imputaciones de ex policías en torno a la compra de un lujoso vehículo y altas sumas de dinero invertidas en comisiones al extranjero.

Celis es quien presentó una querella patrocinada por el abogado Marcos Herrera Chirino contra cinco oficiales superiores de Investigaciones por presuntos delitos de prevaricación, falsedad, abuso de poder, perjurio y omisión de denuncia, libelo del cual informó este portal en agosto de 2018 y que incluye como principal acusado al ex jefe de la Brigada de Investigación Criminal de Quinta Normal, William Morales Cancino.

El hoy ex funcionario afirma que en los últimos días, luego de aparecer integrando el grupo de ex colegas que denuncian a Espinosa, vivió en carne propia hostigamientos de la inteligencia policial de la PDI cuyo personal habría quebrado los vidrios de su vehículo para sustraer documentos sensibles.

“En un principio pensé que se trataba de un robo normal, pero luego me di cuenta que había cosas de valor que no fueron tocadas, como mi celular, una caja de herramientas y mi chequera. Sin embargo, rompieron el vidrio trasero derecho y la lunera, y sacaron directamente el archivador con los antecedentes (de denuncias por corrupción)”, afirmó.

El hecho ocurrió horas después de reunirse con periodistas y a pocos días de visitar a la comentarista Teresa Marinovic, quien luego del encuentro con los ex detectives publicó fotografías de un vehículo de Investigaciones que hacía vigilancia en el exterior de su domicilio, hecho descrito como mera casualidad por la jefatura de Comunicaciones de la policía.

Según Celis, el amedrentamiento proviene de la misma jefatura a la cual denunció y que aparece implicada en otros hechos que presenció cuando trabajaba en el Aeropuerto, como cambio de pasajes para cometer un posible fraude.

“Enviado por mi jefe de unidad u otro superior, en variadas ocasiones me tocó concurrir hasta las compañías aéreas y efectuar los cambio de pasajes. Básicamente, esto ocurría cuando el director general de entonces viajaba con pasajes de primera clase, los cambiaba por económicos y aún así las compañías lo embarcaban en primera. El jefe de unidad me decía: ‘Está todo listo, no te preocupes, conversa con tal persona y él te va a entregar unos tickets’. Yo iba al mesón de LAN (Latam), generalmente”, relató.

Celis indicó desconocer “quién se quedaba con la diferencia, pero esta gestión me tocó hacerla muchas veces para pasajes del director general (Marcos Vásquez en la época) y de su alto mando, incluyendo a Héctor Espinosa, que se desempeñaba como jefe de Inteligencia. En su caso, lo hice para viajes a Estados Unidos y Europa”.

El otrora investigador reveló, además, la existencia de un sistema interno de inteligencia que tendría el objeto de “informar los viajes al extranjero que hacen los diputados, senadores, ministros, jueces, periodistas e incluso del Presidente de la República”.

“Por ejemplo, si iba un ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, se informaba su identidad con nombre y apellido, hacia dónde iba, con quién iba y el número de vuelo. Sus datos se anotaban al pasar por una caseta de control migratorio, el funcionario hacía una raya y le informaba al encargado de Telex, quien mandaba el mail respectivo a Inteligencia”, subrayó.

Las notas “se hacían respecto de cualquier viaje de las autoridades y personalidades, como periodistas, tanto respecto de viajes profesionales como personales. Muchas veces le pregunté a mi jefe de unidad por qué era necesario ejecutar este sistema, y la explicación era: ‘Porque es información de inteligencia’”, añadió.

POSTS POPULARES