En Chile:

Wikileaks filtra detalles de acuerdo que restringirá el internet en Chile

El sitio Wikileaks dio a conocer hoy un borrador de 95 páginas correspondiente al Capítulo de Propiedad Intelectual del Acuerdo Transpacífico (TPP), tratado internacional secreto negociado por Chile y otros países de la región que tendrá profundos impactos sobre internet.

El texto revela detalles sobre la implementación de un régimen de fiscalización internacional que suplantará las leyes soberanas e instalará un tribunal que favorecerá a las grandes compañías transnacionales. “El TPP es por lejos el tratado económico más grande y represivo diseñado hasta ahora”, escribe el columnista Kurt Nimmo.

Algunos aspectos del tratado al que adherirá Chile, según ha manifestado en diversas ocasiones el presidente Sebastián Piñera, pretenden establecer mecanismos de vigilancia y control sobre los contenidos compartidos en internet.

“Desde el principio de las negociaciones del TPP, el proceso de elaboración y negociación de los capítulos del tratado ha estado envuelto en un nivel de secreto sin precedentes”, indica Wikileaks en una declaración pública. “Se ha revelado anteriormente que solo tres individuos de cada nación TPP tienen acceso al texto completo del acuerdo, mientras que a 600 ‘asesores de comercio’ – cabildeadores protegiendo los intereses de corporaciones estadounidenses tales como Chevron, Halliburton, Monsanto y Walmart – se les concede acceso privilegiado a secciones cruciales del texto del tratado”.

“La administración de EE.UU. está ejerciendo presión para que pase el TPP por el proceso legislativo de EE.UU. a hurtadillas”, dice el editor de Wikileaks, Julian Assange.

A mediados de agosto, dos reporteros de Verdad Ahora se infiltraron en la conferencia del Council of the Americas – organización presidida por el banquero David Rockefeller y que congrega a las empresas más importantes de América Latina, como Barrick Gold – para cuestionar al canciller Alfredo Moreno por la firma que amarrará a Chile al TPP.

Uno de los reporteros mencionó la preocupación existente en la sociedad civil sobre las cláusulas de derechos de autor del acuerdo, que según la ONG Derechos Digitales, se asemejan a los criticados proyectos SOPA y PIPA, y “ponen en tela de juicio todos los esfuerzos regulatorios chilenos de los últimos años”.

Nuestro medio remarcó las palabras del ex negociador jefe de Chile en Lima para el TPP, Rodrigo Contreras, quien renunció a su cargo en el Ministerio de Relaciones Exteriores tras pedir a los países latinoamericanos “una posición negociadora firme ante las pretensiones y presiones de los países más ricos en el TPP y sus empresas”.

En su respuesta Moreno admitió la existencia de “una cláusula de reserva” en las negociaciones del TPP y argumentó que una vez que éstas terminen , el tratado deberá ser aprobado por el Congreso “con conocimiento de todo el mundo” .

En junio de este año, una sesión de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara que pretendía analizar los peligros del TPP fue declarada secreta a solicitud del ministro.

Ministro Moreno responde por peligros del TPP