En Chile:

Polémica por torturas complica ratificación de nueva directora de la CIA

Para el próximo 9 de mayo quedó aplazada la audiencia en que el Senado de Estados Unidos votará si acepta el nombramiento de Gina Haspel como nueva directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

La candidata de Donald Trump ha sido cuestionada por la destrucción de grabaciones que mostrarían duros interrogatorios a sospechosos de terrorismo al interior de una cárcel clandestina que dirigió en Tailandia.

En respuesta a las críticas, la CIA compartió un memorándum interno del año 2011 que absolvió a Haspel de cualquier tipo de responsabilidad. Sin embargo aún deberá enfrentar las preguntas de parlamentarios que fustigan su apoyo a técnicas de tortura como el “waterboarding”.

A lo anterior se suma una carta presentada por un centenar de veteranos de guerra pidiendo analizar en detalle los antecedentes curriculares de la elegida del presidente.

Entrevistado en el programa “Watching the Hawks” de RT, el ex analista de la CIA John Kiriakou, autor de una columna publicada en The Washington Post que rechazó la designación de Haspel y que lleva como título “Fui a prisión por revelar las torturas de la CIA“, cuestionó el mensaje que se está dando al propio personal de la agencia.

“El mensaje es ‘puedes cometer crímenes con impunidad, crímenes de guerra y de lesa humanidad, puedes ignorar las instrucciones de los comités fiscalizadores… y aún así puedes ser ascendido'”, expresó, agregando que un fiscal de Alemania ha levantado cargos contra Gina Haspel.

Por ello “aquí hay una directora de la CIA que no va a poder viajar a ninguna parte de la Unión Europea porque habrá una orden de captura internacional en su contra”, observó Kiriakou.

Haspel debería llenar el cupo dejado por el republicano Mike Pompeo, quien está siendo nominado por Trump para tomar las riendas del Departamento de Estado en reemplazo de Rex Tillerson.

Aunque posteriormente votó a favor de Pompeo, el senador de Kentucky Rand Paul abordó al ex director de la CIA con preguntas sobre la política exterior de EEUU en Medio Oriente.

Paul dejó en claro a Pompeo que el reciente bombardeo de Damasco no era legal, ya que Trump debió haber pedido autorización al brazo legislativo en sintonía con los principios de quienes redactaron la Carta Fundamental de EEUU.

“Que hayamos hecho esto en el pasado no lo hace constitucional, y yo diría que rechazo la idea de que el presidente puede ir a la guerra cuando quiera y donde quiera”, indicó.

En otra entrevista con “Watching the Hawks“, el ex gobernador de Minessota, Jesse Ventura, comentó en la misma línea que “nadie se pregunta si esto (el lanzamiento de misiles contra el gobierno de Bashar Al Assad) fue constitucional”.

“¿En qué está el presidente cuando piensa que tiene el poder para hacer esto y EEUU no está en ningún peligro inminente? ¿Qué? ¿Los sirios van a invadir Virginia? ¿Quieren que cremos que eso está en el horizonte y por eso los atacamos? Es absurdo, es una locura”, planteó.

Ventura señaló que “yo estuve en el Ejército y juré proteger la Constitución y la Carta de Derechos contra todos los enemigos, sean extranjeros o domésticos. Dire esto: tenemos muchos enemigos domésticos en cargos importantes (actuando) contra nuestra propia Constitución”.

“Estos son los mismos tipos de inteligencia que nos hablaron de armas de destrucción masiva ligadas a Al Qaeda, ¿y ahora debemos creerles que se usaron armas químicas (en Duma)?”, puntualizó.