En Chile:

Piñera versus Piñera: Altos gastos de gira en Europa llevan a cuestionar política de austeridad

Más de $470 millones de pesos fue lo que gastó la comitiva que acompañó al presidente Sebastián Piñera en su última gira por Europa.

La información, revelada por el diario La Tercera, da cuenta de la enorme cantidad de recursos públicos invertidos en viáticos y el financiamiento completo del vuelo que trasladó a 46 personas, entre empresarios, políticos y empleados del mandatario, al Viejo Continente.

El periplo duró 10 días -entre el 5 y el 15 de octubre de 2018- y ha sido el más largo en lo que va del segundo período de Piñera. Tuvo escalas en cuatro países, Francia, España, Alemania y Bélgica, donde cada embajada chilena incurrió en gastos adicionales por alojamiento.

Al viaje, además de la primera dama Cecilia Morel, se sumaron los senadores Andrés Allamand (RN), Juan Antonio Coloma (UDI), José García (RN), Juan Pablo Letelier (PS), Víctor Pérez (UDI) y Jorge Pizarro (DC); y los diputados Pepe Auth (Ind.), Sofía Cid (RN), Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Issa Kort (UDI), Joanna Pérez (DC) y Leopoldo Pérez (RN), informó CNN Chile.

La noticia provocó inmediatas reacciones, por ejemplo la del diputado Hugo Gutiérrez, quien cuestionó a través de Twitter si la ostentosa actividad estuvo en sintonía con la “promesa de austeridad fiscal” realizada por Piñera al asumir el nuevo gobierno.

La política está escrita, de hecho, en papel físico: un documento de 13 páginas enviado el 4 de abril de 2018 a los distintos servicios de la Administración del Estado por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dando instrucciones para evitar el despilfarro innecesario de billetes fiscales.

El oficio ordenó que los gastos de representación de autoridades fueran reducidos en un 30%, aumentando el control sobre el arriendo de inmuebles y el uso que se le da a la flota vehicular de cada repartición, limitándola “solo a tareas propias del servicio y vinculadas estrechamente a cometidos funcionarios”.

La medida llegó luego de que el Ministerio del Interior se viera envuelto en la controvertida compra de un lujoso sillón y que Presidencia adquiriera un auto Lexus por 70 millones de pesos, transacción que Piñera, más tarde, anuló, al “no ser consistente con las políticas de austeridad que se están implementando”, según comunicaron desde Palacio.

Otra señal de que el mandatario estaba “tomando en serio” su propio instructivo, según dio cuenta El Mostrador en 2018, fue la disminución de acompañantes en cada gira al extranjero, “a 40 personas en América Latina y a 50 en aquellos de largo alcance”, algo que sí se habría cumplido en el viaje a Europa (46), aunque no disminuyendo del todo el millonario monto erogado en el mismo.

Se indicó, en ese momento, que Piñera había cambiado “el estilo con el que se planifican los viajes”, llegando a Brasil “sin avanzada”, es decir, sin “un equipo de asesores que previamente estudiara diversos aspectos de su visita, que incluye medir desde temas protocolares hasta prácticos, como por dónde sale y entra a lugares públicos, cómo se traslada y medidas de seguridad de forma anticipada”.

“(…) dicen que en esta primera prueba del ajuste el Mandatario exageró un poco, pues viajó solo con una persona de Presidencia, lo que fue demasiado acotado para su asesoría en terreno”, precisó el medio electrónico meses atrás.

Últimamente la discusión respecto a gastos en exceso también se ha trasladado a las Fuerzas Armadas, luego que Piñera criticara los costos de la ceremonia de cambio de mando que elevó al general de la FACH, Arturo Merino Núñez, al cargo de comandante en Jefe, el doble de lo utilizado para pagar la transición del gobierno de Bachelet al actual.

Después de oír la molestia del presidente, Merino confirmó el «cúmplase» a la orden de evitar la presencia masiva de aviones de guerra en las ceremonias que lleve a cabo la rama castrense a futuro.