En Chile:

Ningún marinero vio «entierro secreto» de Osama Bin Laden en el mar

A más de un año de que los Navy SEALs supuestamente asesinaran a Osama Bin Laden, una solicitud de acceso a la información presentada por Associated Press ha revelado que ningún marinero a bordo del USS Carl Vinton presenció el supuesto entierro del terrorista en el mar.

Los correos electrónicos revelados serían la primera desclasificación pública de información gubernamental sobre el asesinato de Bin Laden.

Uno de los correos, supuestamente enviado por un oficial naval, afirma que el cadáver de Osama fue lavado, envuelto en una sábana blanca y luego metido en una bolsa, según el Daily Mail. Otros correo presuntamente enviado por el oficial de asuntos públicos del buque Vinton dice que sólo un pequeño grupo entre los cabecillas del navío fue informado sobre el entierro, descartando la presencia de otros tripulantes.

“Un oficial militar leyó apuntes religiosos preparados, que fueron traducidos en árabe por un parlante nativo. Después de completar las palabras, el cuerpo fue colocado en un bote plano, inclinado hacia arriba, por encima del cual se deslizó el cadáver hacia el mar”, dijo el almirante Charles Gaouette en el correo.

Los receptores del e-mail incluyen al almirante Mike Mullen, entonces jefe del Estado Mayor Conjunto, y al general James Mattis, alto oficial del Comando Central de Estados Unidos.

Previamente, el Departamento de Defensa había dicho que no poseía fotografías o video para respaldar sus dichos de que los SEALs habían matado al líder de Al Qaeda. También admitió no tener imágenes del cadáver de Bin Laden en el Vinton.

El Pentágono tampoco posee el certificado de muerte, reportes de autopsia o resultados de la prueba de identificación de ADN de Bin Laden, ni material previo al operativo que discutiera qué haría el gobierno con el cadáver en caso de que el terrorista fuera asesinado, según reporta el Daily Mail.

En mayo de 2011, la administración Obama se negó a liberar fotografías que mostraran el cuerpo de Bin Laden con “una enorme herida en su cabeza por sobre el ojo izquierdo, donde recibió bala (sic), con cerebro y sangre visible”. Ninguna foto se fio a conocer.

“Vamos a hacer todo lo que podamos para asegurarnos de que nadie, bajo ninguna base, trate de negar que capturamos a Osama Bin Laden”, dijo John Brennan, asesor de contraterrorismo de Obama, luego del supuesto asesinato. Brennan dijo que el gobierno “compartirá lo que podamos, porque queremos que no sólo el pueblo estadounidense, sino el mundo, entienda exactamente lo que ocurrió”.

A pesar de la completa falta de evidencia, el gobierno y los medios corporativos insisten en que Obama ordenó al Ejército liquidar a Osama Bin Laden en su edificio en Paquistán.

El ex oficial del Depto. de Estado, Steve Pieczenik, reveló en mayo del año pasado que el asesinato no era más que un “teatro americano del absurdo”, y que la foto que supuestamente muestra a miembros de la administración Obama observando un video en vivo del asesinato es falsa.

Pieczenik y otros, incluyendo a miembros del FBI y la inteligencia israelí, creen que Osama murió a finales de 2001, poco después de que el Ejército de Estados Unidos invadiera Afganistán. El 26 de diciembre de 2001, un importante periódico paquistaní publicó que Bin Laden había muerto a mediados de ese mes, y que altos miembros del talibán habían asistido al funeral. El presidente Musharraf de Paquistán y el presidente Hamid Karzai de Afganistán también afirmaron públicamente en 2002 que ellos creían que Osama Bin Laden había muerto en 2001.