En Chile:

¿LRAD en Valparaíso? Todo lo que necesitas saber sobre el arma secreta de Carabineros

Luego del anuncio que suspende el uso de gas lacrimógeno para disipar manifestaciones, los medios chilenos han notado que las fuerzas policiales chilenas podrían utilizar otro método para el alcanzar el mismo objetivo: las máquinas de ultrasonido, LRAD.

LRAD, como sus siglas lo definen, es un Dispositivo Acústico de Largo Alcance que fue inicialmente producido por la American Technology Corporation de Estados Unidos. Es catalogada para su uso como un “arma no letal”. La máquina puede emitir ondas de alta frecuencia a largas distancias que son molestas para el oído humano.

Según un artículo de septiembre de 2009 en Rascot.com, el radio del LRAD se extiende desde los 300 a los 500 metros con su volumen máximo, pudiendo “emitir sonidos 50 veces más altos que el límite humano del dolor”.

El ex vicepresidente de American Technology Corp., Carl Cruenler, afirma que “estar a 90 metros del aparato es extremadamente doloroso”. Agrega que “su uso debiese ser limitado a los 270 metros para que sea efectivamente utilizado”. Además, admite que el aparato “es suficientemente poderoso para causar daño auditivo permanente” y que debe “ser usado sólo por unos segundos por tiempo”.

En 2004, American Technology Corp. ganó un contrato por $4.98 millones de dólares para que al aparato fuese implementado por el ejército de EE.UU. en la guerra de Irak. Un artículo en Lradx.com afirma que la 3ra División de Infantería del ejército, considerada la división “más tecnológicamente avanzada”, se dispuso a utilizar este dispositivo en Irak para “el control de masas, restricción de áreas y limpieza de edificios”.

En ese entonces, las máquinas LRAD se encontraban ya desplegadas por los Marines Corps de EE.UU., el ejército de EE.UU. y la Marina en la Operación Libertad Iraquí, “alrededor de Fallujah, Mosul, y el puerto de Basra”.

La tecnología LRAD fue desplegada por primera vez en Chile en 2008, durante las protestas del 11 de septiembre, y fue definida como un “arma secreta” por los medios de comunicación nacionales.

El analista de defensa y académico de la Universidad de Chile, Guillermo Holzmann, indicó en su oportunidad a Terra.cl que quienes operan las máquinas “deben tener una intensa capacitación, ya que si los decibeles aumentan podrían causar trastornos cerebrales”. Adhirió que LRAD comenzó a utilizarse en Bosnia y “genera un sonido que es molesto al oído, que te incapacita y te obliga  a aislarte del grupo para salir del alcance de este objeto”.

Por otra parte, el otorrinolaringólogo del Hospital Clínico de la Universidad Católica, David Jofré, explicó que “sobre los 100 decibeles se considera inaceptable la exposición a cualquier ruido” y que “no es recomendable ni siquiera en lapsos muy cortos, porque existe la alta probabilidad de experimentar un daño auditivo irreversible”.

En el contexto de la reciente suspensión de los gases lacrimógenos por parte de Carabineros, el director de seguridad, Aquiles Blu, declaró a La Nación que entre las alternativas que se barajan para reemplazar los químicos en las próximas protestas del 21 de mayo en Valparaíso, además de un aumento de carros lanza-aguas, “está incluso el uso de señales de ultrasonido” – es decir, la máquina LRAD.

Sumándose a las declaraciones del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, de que Carabineros “empleará todas las medidas a su disposición”, la institución afirmó que para las protestas del sábado dispondrá de personal de Infantería, personal de Tránsito, Fuerzas Especiales, Personal Montados, Patrullaje de motos, tiradores escogidos y observadores en altura.

: