En Chile:

Interponen querella por supuesta falsificación del título universitario de José Miguel Insulza

Un empresario chileno de origen canadiense presentó una querella en contra del decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Roberto Nahum, por la presunta adulteración del certificado de licenciatura del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

El ex gerente general de la Inmobiliaria Norcan Chile S.A., Clement Ponce Molina, llegó hasta el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago en compañía de su abogado Daniel Castillo Uslar para solicitar que se investigue al otrora ministro del Interior de Chile por el posible delito de falsificación de instrumento público.

Ponce, quien alega haber sufrido una persecución del ex ministro Insulza en el año 2003 para beneficiar a un competidor en la construcción del campamento Nueva Calama de Codelco, ingresó además una presentación de estudio al Pleno de la Corte Suprema para que retire el título de abogado del militante PS.

Según consta en documentos judiciales que Verdad Ahora tuvo a la vista, durante su ejercicio como secretario de Estado, Insulza dedujo una querella criminal en contra del mismo empresario de Norcan, luego de que éste llegara a la embajada de Canadá con una carta de recomendación falsa, entregada por un estafador, que tenía por objeto dar facilidades para un levantamiento de viviendas fiscales en la ciudad de Curicó.

Luego de 11 años de investigación, afirmando ser víctima de un montaje y señalando una multiplicidad de vicios en el proceso judicial, Clement Ponce fue sobreseído de los cargos.

Affidavit-ClementEn 2012, Ponce remitió una declaración de veracidad y hechos (affidavit) desde Miami, Florida, al gobierno de Canadá, en donde acusó al timonel de la OEA de estar detrás de un “complot” para denostar su reputación y marginarlo así del proyecto Nueva Calama, el cual consistía en edificar más de dos mil casas para el traslado del campamento Chiquicamata con apoyo de varias empresas canadienses.

La oferta de precio original de Ponce era de 14,5 UTM por metro cuadrado construido, cifra que superó las 34 UTM cuando fue apartado de la licitación. Lo anterior, a juicio del chileno-canadiense, constituyó una defraudación al Estado por la cantidad de $200 millones de dólares, todo gracias a las acciones penales emprendidas por José Miguel Insulza.

En este sentido, se solicitó al gobierno de Canadá que investigara administrativamente por qué se permitió que funcionarios de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI tomaran declaraciones a dos miembros del cuerpo diplomático de ese país fuera de los protocolos de inmunidad que deben imperar en estos casos.

Dicho “espionaje”, según expresa Ponce en uno de sus escritos, sólo fue posible porque el juicio “fue puesto en acción” por el ex ministro Insulza, a quien describe como “el hombre más temido en Chile después de Pinochet”.

  • John Anderson

    Estamos descubriendo a una clase política que hace honor a
    ese famoso modelo de la obra “El perro del hortelano”, ese perro que no quiere
    comer y que tampoco deja comer a los demás.

    El famoso caso PENTA, con sus principales protagonistas Iván
    Moreira y Ena Von Baer (entre muchos otros desvergonzados), y el bullido caso
    de las enormes utilidades de la empresa CAVAL, con sus actores principales Sebastián
    Dávalos y su esposa Natalia Compagnon (entre muchos otros del elenco de
    aprovechados), nos han dejado con un gusto amargo que sólo se quitará con el
    sabor de la verdadera JUSTICIA.

    Y no estoy hablando de la justicia chilena tal y como la
    conocemos, misma que le quita el poto a estos agravios, porque en Chile los
    jueces no le rinden cuentas a nadie por las consecuencias de sus equivocados
    juicios, ¿verdad?

    Sea como sea el caso, lo cierto es que la única verdad que
    ha salido a la luz es el abominable hecho de una clase política podrida, que
    finalmente ha sido expuesta.

    Tal y como ya se comenta en todas partes en el país: “la
    cultura de la corrupción se instaló en Chile”, y no será nada de fácil la lucha
    por erradicarla.

    Similar a un indeseable acné, la presión de la ciudadanía
    está logrado que la clase política chilena comience a excretar la pus de sus
    malas prácticas, con el hedor que la caracteriza.

    Una clase política corrompida, que ha estado sirviendo a los
    interese económicos de unos pocos (ciudadanos con plata que manejan a las masas
    y las mayorías para arrebatarles el dinero), y que no se ha dedicado a defender
    los principios y valores éticos, que ayuden a levantar a este país para sacarlo
    de la enorme inequidad en la que se encuentran sus ciudadanos.

    Una clase política amparada en sus retorcidas creencias
    valóricas, fundamentadas en la falta de decencia, en la exigua integridad que
    les destaca y en la pérdida total de moralidad y ética en sus acciones.

    Tal y como dice el dicho:

    “Agita un palo de escoba dentro de la madriguera, y saldrán
    corriendo las ratas”.

    Acabamos de darnos cuenta de que estamos plagados de “ratas”,
    mismas que devoran con avidez, avaricia y sin control, todos nuestros recursos,
    mientras nos mantienen “entretenidos” con mucho pan y demasiado circo (si a
    Nerón le resultó, ¿por qué no a ellos?)

    Esta plaga de “ratas”, es la culpable de las innumerables
    pérdidas en el patrimonio de todo el remanente de compatriotas que no
    pertenecen a esta degeneración de la especie.

    Estas “ratas” son las que conforman la llamada “aristocracia
    de gobierno”, cualquiera que sea el gobierno de turno, y las que se aglutinan
    cada cuatro años solamente para devorar el queso que pertenece a todos los
    chilenos.

    Estas mismas “ratas” son las que están cerrando las mineras,
    las fábricas, y los distintos negocios inmobiliarios (entre otros), cerrando
    puestos de trabajo y propiciando la desigualdad y el desempleo.

    Esta mismas “ratas” son las dueñas de las farmacéuticas, las
    dueñas de los bancos y las que usufructúan invirtiendo, lucrando y
    enriqueciéndose en las AFP, mientras pagan pensiones miserables a los miles de
    trabajadores que se han sacrificado toda una vida para terminar viviendo
    prácticamente de la caridad de los vecinos, o aceptando tratos indignos en las
    “casas de RE-cogida”.

    Estas mismas “ratas” son las dueñas de las clínicas privadas
    que se enriquecen mientras lucran con las enfermedades de las personas.

    Esta mismas “ratas” son las que prometen defender los
    derechos de todos los chilenos, mientras estiran las manos para limosnear
    “favores económicos personales” a la empresa PENTA (ver
    casos de Iván Moreira y Ena von Baer, entre muchos otros desvergonzados).

    Estas mismas “ratas” son las que
    se enriquecen manipulando con información confidencial, con avales del estado y
    con tráfico de influencias, para llevar acabo sus lucrativos negocios
    personales (ver caso Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, entre muchos
    otros aprovechados)

    Estas “ratas” son las mismas avivadas de siempre, que
    “viven” enriqueciéndose a costas de la explotación de sus trabajadores
    (pagándoles sueldos miserables) y alimentadas por la sangre (y por las lucas)
    de todos los ciudadanos engañados y estafados con los cobros por “mantención de
    tarjeta”, en todas las grandes tiendas y supermercados, cada día.

    Finalmente, existe esa otra
    especie de “ratas” que se pavonean, por los distintos canales de televisión,
    disfrazadas de cuyes, cobayos o conejillos de indias, mientras se postulan como
    “futuros presidenciables” y afilan sus descomunales dientes para lograr la
    mascada que les cambiará su ratonil vida. Esas “ratas” son más peligrosas,
    porque llegaron con un nivel de “estudios superiores en el extranjero”.

    ¿De qué nos quejamos?

    Somos nosotros mismos los que adiestramos a esas detestables
    criaturas para que convivan a su placer en nuestro entorno, convirtiéndonos
    voluntariamente en parte de su propia impronta, por lo que para ellas es muy
    difícil “vivir y reproducirse sin comerse al resto de los chilenos”.

    “El que acostumbra a dormir con perros… despertará con
    pulgas”

    Chile no aguanta más, y los chilenos…tampoco.

    No necesitamos más personajes que amen la farándula, el
    poder y el dinero.

    Necesitamos personas que amen a Chile, que amen lo que
    hacen, que hagan que las cosas sucedan para el bien común de todos los
    chilenos, pero, en un marco de Honradez, Integridad y Decencia.

    Es hora de extender la temporada de caza… para continuar con
    la eliminación de ratas en nuestro país.

  • Eugene Mallove
  • Nacho M. Urra

    chile cada día peor :/

    y nos sentíamos el ultimo corte del queque en america latina…
    todo es mentira, todos es pituto, todo es falso, no se puede confiar en nada, en ninguna institución del estado, ni en privados.

    :/ que mal.

  • Marco Antonio

    Este país está conducido por puros mafiosos.

  • Jose Alarcón Vasquez

    Pinochet fue Capitán General, por que se gano su jineta de cuatros estrellas, por haber derrotado a el gobierno de la unidad Popular de Allende. es por eso que fue poderoso y por que tenia cojones el General. Y uso el poder que el tenia par que su País fuera liberado de las garras del marxismo de esa época. Si en esa batalla entre Militares y extremistas del Mir Todos los que vivimos esa desgracia de estar en Chile en esa época, supimos que murieron personas de los dos bandos, Pero del poder que tiene en Chile el señor Migel Insulza , La mayoría de los Chilenos común y corriente, no sabemos , ni a que se deberá el poder que el tiene, eso lo saben los politicos, y politicos, de la corriente Socialista de donde el es militante
    Si el poder que el tiene lo usa para su conveniencia personal , Eso habla muy mal de el. Por que mas tarde que temprano se zabra la verdad de este caballero, ya que en las redes sociales hay muchos comentarios sobre el y son muy negativos para un Chileno, que ocupo tan alto cargo en la . O.E.A.

POSTS POPULARES