En Chile:

Igual que la UDI: Peñailillo acusa a la Fiscalía de intentar “destruir a adversarios políticos”

Ayer en la tarde, el exministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, declaró ante la Fiscalía por dos aristas del caso SQM: una, las presiones que habría hecho a través del Ministerio de Hacienda para detener las investigaciones del Servicio de Impuestos Internos en contra de la minera de Julio Ponce Lerou, y por otro lado, sobre las presuntas filtraciones que involucrarían al fiscal oriente Alberto Ayala.

Quien hasta mayo fuera jefe de gabinete del gobierno de la Nueva Mayoría llegó a eso de las 15:45 horas a prestar declaración como imputado ante el fiscal nacional Sabas Chahuán, quien investiga el uso de aportes irregulares de SQM Salar a la precampaña de Michelle Bachelet donde también se involucra al geógrafo Giorgio Martelli y al empresario Jorge Rosenblut en eventuales delitos tributarios.

Luego de eso, fue interrogado por el fiscal regional de Tarapacá, Manuel Guerra, como testigo de las supuestas filtraciones denunciadas por el ex subdirector jurídico del SII, las que habrían favorecido a Peñailillo en momentos en que el servicio estaba ad portas de dar curso a una querella contra SQM.

En declaraciones recogidas por distintos medios de comunicación, el exministro Rodrigo Peñailillo negó las acusaciones, afirmando estar en el centro de una “operación de aprovechamiento político inmoral e inaceptable”, facilitada por su silencio tras dejar el gobierno.

Con el mismo estilo de la UDI, partido que ha acusado al Ministerio Público de involucrarse en una “persecución política” contra el otrora presidenta de la colectividad, Jovino Novoa, en el marco del caso Penta, el extitular de Interior dijo que “se ha usado la muy importante labor de la Fiscalía para objetivos secundarios, para destruir adversarios políticos, como lo han querido hacer conmigo”.

Es importante recordar que en los últimos meses, Peñailillo ha recibido asesoramiento legal y comunicacional del abogado Gabriel Zaliasnik (ligado a la UDI, y quien se presenta como consejero legal de SQM), y del creador de la empresa de lobby “Imaginacción”, Enrique Correa.

Hace dos semanas, Correa salió en defensa de Peñailillo señalando que “todo lo que Rodrigo hizo antes de ser ministro tuvo un sentido político y no personal”, en relación a las cuestionadas boletas que lo unen a la empresa Asesorías y Negocios SpA de Martelli por trabajos que no tendrían respaldo.