En Chile:

Hezbolá publica datos sobre la CIA y sus vínculos con el Mossad

El partido-milicia chií libanés Hezbolá ha publicado este lunes información sobre los agentes de la CIA que están desplegados en Líbano, entre la que se encuentran sus objetivos y metas, sus métodos de trabajo y sus nombres y alias, así como sus vínculos con el Mossad –servicios de Inteligencia de Israel–, según ha informado el canal de televisión libanés Al Manar, vinculado a Hezbolá.

En uno de los vídeos publicados en su página web, se revela la supuesta «debilidad» de las agencias de Inteligencia israelíes, especialmente el Mossad, para combatir a Hezbolá, motivo por el que se habrían desarrollado vínculos más fuertes con la CIA.

Para mostrar esto, citan el fracaso de las operaciones israelíes para asesinar al líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, que, según el vídeo, sería uno de los propósitos de Israel desde los años noventa, en una operación que fue expuesta por los servicios secretos del partido.

Asimismo, señalan a la operación secreta en la localidad de Ansarieh en 1997, en la que se pudo interceptar una aeronave de reconocimiento israelí y desvelar los planes del Ejército hebreo, lo que llevó «al aplastamiento de las fuerzas de seguridad israelíes».

El partido también ensalza el atentado bomba en la carretera de Hasbani-Kawkaba contra el entonces general Erez Gerstein, uno de los de más alta graduación del Ejército israelí, que falleció en el ataque. «Incluso el enemigo reconoce que la resistencia (Hezbolá) tuvo éxito en su preciso seguimiento de los movimientos de las patrullas de la ocupación y sus comunicaciones», apunta el vídeo.

Además, reseña que, en los últimos años, el combate se ha trasladado al campo de las comunicaciones y subraya que es una batalla que también está ganando la resistencia, para lo que cita la gran cantidad de dispositivos de espionaje israelíes que ha interceptado Hezbolá en los últimos tiempos.

En cuanto al personal estadounidense desplegado en el país en tareas de espionaje, Al Manar ha revelado que el actual jefe de las operaciones de la CIA en el país árabe es Daniel Patrick McFeely, que opera en el país bajo la cobertura de ser diplomático de la legación. Así, desvela que la CIA opera desde la Embajada estadounidense en Beirut a través de una estación instalada en uno de los edificios adyacentes, manifiesta otro de los vídeos.

Según Hezbolá, McFeely habría reemplazado al anterior jefe de operaciones en el país, Louis Kahi, quien abandonó su puesto en 2009. «En el equipo hay un total de diez personas, que se encargan de todo el trabajo de Inteligencia en el país y que trabajan como parte del personal de la Embajada», agrega.

Además, agrega que hay otras personas que participan en estos trabajos de manera temporal y que viajan durante cortos periodos de tiempo a Líbano para ello. Entre estas personas estarían Rosendo Cedano, Chuck Lisenbee y Sarah Getter. Hezbolá ha argüido que los oficiales de la Embajada también se presentan bajo los nombres oficial Nick, oficial Jim, oficial Yusuf, oficial Lisa y oficial John.

«La estación tiene como misión el reclutamiento de redes más amplias de agentes de varios segmentos de la sociedad libanesa: político, social, educacional, sanitario, seguridad y militar», indica.

Objetivos de la CIA

Otro de los vídeos destaca que el principal objetivo del operativo de la CIA desplegado en Líbano es el de detectar y detener a personas que sean activas en la resistencia contra Israel. «Una vez que se termina la primera fase de reclutamiento, se llama al reclutado a la Embajada estadounidense, donde se le extrae toda la información y se crea un archivo detallado sobre él», puntualiza Hezbolá.

«En la siguiente fase, se establece un sistema de comunicaciones entre el agente y uno de los miembros de Inteligencia de la agencia de la CIA en la Embajada. Los encuentros entre ambos tienen lugar en lugares públicos como restaurantes y cafeterías, así como en el vehículo del agente, que suele contar con la placa de la legación», agrega el vídeo.

En otro de los vídeos, se denuncia la «corrupción» del sistema financiero de la CIA, ya que, según sus informaciones, la agencia se queda con parte del dinero destinado a los agentes.

Hezbolá ha desvelado que la CIA cuenta con un «Banco de Datos», en el que figura toda la información con la que cuenta sobre el partido y otros miembros activos de la resistencia contra Israel. En este archivo se puede encontrar desde números de teléfono, direcciones y colegios a los que van los hijos a lugares en los que están guardadas las armas y otras estructuras logísticas de la milicia.

«Durante la guerra de 2006, los estadounidenses motivaron a su agencia de Inteligencia a seguir y monitorizar todo lo que estuviera relacionado con las actividades de la resistencia, información que fue comunicada a los israelíes», declara el vídeo. «Estas informaciones sirvieron posteriormente para realizar ataques, algunos de ellos contra edificios civiles», añade.

Por último, y como prueba agregada a los vínculos entre la CIA y el Mossad, Hezbolá señala que algunos de los agentes secretos que trabajan bajo las órdenes de agentes estadounidenses desde la Embajada han sido transferidos a control israelí para trabajar bajo las órdenes directas del Mossad, «lo que sirve para completar un servicio de espionaje inclusivo», apostilla.