Destacados:

General Rozas pidió favores a imputado en caso Huracán, según chats en poder de la Fiscalía

Siguen conociéndose nuevas aristas de la investigación por el uso de pruebas falsas de Carabineros en la denominada Operación Huracán.

La revisión de los equipos celulares incautados por el Ministerio Público a ex integrantes de la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada de La Araucanía (UIOE) no solo ha permitido conocer el entramado de contactos que mantenía su jefe, el mayor (r) Patricio Marín Lazo, hoy inculpado como uno de los presuntos artífices del montaje.

La evidencia también dejó al descubierto el libre flujo de información secreta que existía por WhatsApp, dando cuenta de conversaciones que Marín registraba -entre otros- con el general director de la época, Bruno Villalobos, e incluso con agentes extranjeros a los cuales ofrecía información de inteligencia para sus indagaciones propias, como en el caso de Argentina.

Verdad Ahora accedió en exclusiva a los diálogos, recogiendo un antecedente desconocido hasta hoy: la existencia de solicitudes que la actual cabeza de Carabineros, Mario Rozas, habría hecho a la UIOE para que ésta cooperase con informes que él debía remitir a Chile como agregado policial en España, además de intentos de Marín por «blanquear» su verdadero origen y el uso de un correo electrónico distinto al institucional.

«HÁGANME UN INFORME»

La información data de agosto del año 2017, cuando Rozas era coronel. En esa fecha solo quedaba un mes para la detención de los comuneros mapuche, y la unidad de Marín se coordinaba con Villalobos para convencer a la Fiscalía sobre la buena calidad del trabajo que hacían para investigar atentados, lo que posteriormente resultó ser un completo fracaso.

En el intercambio recogido por este portal, ocurrido específicamente el día 23, Marín reenvía un mensaje que atribuye al ahora director Rozas durante un chat con Giorgio De Luca, quien es descrito en un reportaje de Ciper Chile como estudiante de sociología de la Universidad Mayor, empleado de la Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros (Dipolcar) de Santiago y nexo entre Marín y el director de Inteligencia, Drogas e Investigación Criminal, Gonzalo Blu.

El texto que Marín comparte con De Luca señala: «Por favor, ayúdenme con esto. La idea es que me hagan un informe de seguridad sobre España (a lo mejor, con el formato que utiliza Dipolcar). Una vez listo, me lo envían a mi correo mario.rozas67@gmail, lo reviso y lo envío a Chile«.

Ante el requerimiento se generan los siguientes WhatsApp.

De Luca: Comprendo mi Mayor, busco material. La semana pasada se hizo un informe.

Marín: Ese porfa amigo.

De Luca: Se lo mandaría full, lo único es que puede parecer muy parecido, pero deje verlo.

Marín: Y lo transformo como que la claudia lo hizo allá porfa.

Minutos después, De Luca envía a Marín el informe de Dipolcar ya existente respecto a casos de terrorismo yihadista en el país europeo, con el propósito de simular que se había hecho «allá» para satisfacer la solicitud de Rozas.

El documento corresponde a una «apreciación de inteligencia» que destaca el atentado con furgoneta ejecutado el 17 de agosto en el paseo La Rambla de Barcelona, «donde diariamente caminan turistas de todo el mundo» y que dejó -afirma- «un saldo de 13 muertos y más de un centenar de heridos», elevando los planes de seguridad a Nivel 4 de amenaza.

SIN COMENTARIOS

Este medio informó al Departamento de Comunicaciones Sociales de Carabineros sobre el contenido de este reportaje, pidiendo consultar al general director, Mario Rozas, si tenía algo que «explicar, desmentir, aclarar o agregar» a los antecedentes vertidos en esta publicación.

El correo apuntó a la naturaleza de su contacto con el mayor Patricio Marín, citando la frase de este último en orden a modificar un informe de inteligencia para crear otro y el uso de una cuenta Gmail, no de Carabineros, para este tipo de comunicaciones, además del traspaso de documentación sensible por esa vía.

En respuesta, la institución rechazó formular comentarios.

«Junto con saludar, le informamos que respecto a su solicitud, el General Director no está dando entrevistas sobre ningún tema», expresaron por escrito.

Por Matías Rojas