Destacados:

Ex boina verde de EEUU confiesa intento de golpe en Venezuela y Trump niega conocerlo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, negó estar al tanto de la fallida invasión de mercenarios contra Venezuela, revelada por un ex boina verde condecorado en Irak y Afganistán que confesó haber participado en el complot.

«Vamos a averiguar. Recién escuché acerca de ello», indicó el mandatario.

Según Jordan Goudreau, director de la empresa de seguridad estadounidense Silvercorp, existía una operación para derrocar a Nicolás Maduro por la vía naval, asegurando que él mismo entrenó a ex soldados en Colombia para ejecutar el plan.

En relación con el caso, Caracas informó que se ha logrado apresar a 13 personas, entre ellas dos ciudadanos norteamericanos que habrían tratado de invadir las costas de La Guaira, siendo detenidos por tropas venezolanas.

Como destaca Europa Press, la versión oficial de la Fiscalía venezolana apunta a que «la oposición dirigida por Juan Guaidó habría firmado un contrato de 212 millones de dólares con Silvercorp para echar a Maduro del poder», emulando lo ocurrido en Nicaragua, aseveró el fiscal general, Tarek William Saab.

La información fue confirmada por Goudreau, quien manifestó que para la denominada ‘Operación Gedeon’ recibió 50.000 dólares a través del consultor político Juan José Rendón, y que el resto del dinero estaría «en una cuenta de Citgo», la filial estadounidense de la petrolera venezolana PDVSA, «que la Casa Blanca ha puesto bajo control de Guaidó».

«Estados Unidos ha tratado de imponer el cambio de régimen en Venezuela desde principios de 2019, impulsando al líder opositor Juan Guaidó como gobernante legítimo. Guaidó negó cualquier involucramiento el día lunes, sin embargo, Goudreau mostró un contrato de servicios firmado por Guaidó que se relaciona con la conspiración», anotó Jason Ditz de Antiwar.

Pese a las declaraciones de Trump, el Departamento de Estado señaló a NBC News que «están haciendo esfuerzos para saber más de los ciudadanos estadounidenses (detenidos) y acusaron a Maduro de difundir ‘una masiva campaña de desinformación’ que vuelve difícil ‘distinguir entre los hechos y la propaganda'».