Destacados:

Esposo de carabinera se querella contra funcionarios de Curicó por «apremios ilegítimos»

El Juzgado de Garantía de Curicó declaró admisible una querella criminal presentada por el cónyuge de una cabo primero de Carabineros que denunció acoso en la institución.

La acción judicial, patrocinada por el abogado Ricardo Cienfuegos, imputa a siete funcionarios de la Primera Comisaría de Curicó, entre ellos al jefe de unidad, Emerson Carrasco (en la foto), los supuestos delitos de detención ilegal, apremios ilegítimos y abuso contra particulares.

La presentación plantea que la afectada recibía «tratos humillantes y vejatorios» del suboficial Luis Aburto, y que pese a requerir «ayuda ante los superiores jerárquicos del acosador», no se tomó ninguna medida de protección, lo que la condujo a un cuadro depresivo.

En marzo de este año, ya «hastiado de lo que le ocurría a su esposa… ante la omisión de prestar el auxilio respectivo a la víctima por parte de la jefatura de aquella unidad, (Pablo Mieres) optó por dirigirse personalmente a la comisaría e interponer un reclamo-denuncia», indica.

En el lugar, el suboficial Aburto se habría negado a atenderlo, amenazando con detenerlo «por desobediencia a la autoridad» si no abandonaba el recinto policial. En ese momento, agrega, apareció el teniente coronel Cristian Fuentes, quien profirió: «¿Y este huevón quién es que grita tanto? Tómenlo detenido no más».

«Al rehusarse mi representado a la actitud de los agentes policiales, pidiendo que le informen el motivo de su detención y sus derechos, molestó en demasía al comandante Fuentes y junto a los capitanes Avilés Sent y Cerda González, más los funcionarios Muñoz Pinto, Rojas Guerrero y Aburto Córdova, mediante agresiones físicas y uso innecesario de la fuerza, lo detienen, le arrebatan su carné de identidad y se lo llevan al interior de una dependencia», expresa.

Poco después, en el lapso de más de una hora, los querellados habrían trasladado a Mieres hasta la oficina del comisario Emerson Carrasco, donde continuó su irregular privación de libertad, bajo custodia de dicho oficial.

En conversación con el medio local Teno Informado, el abogado Ricardo Cienfuegos señaló que más allá de lo que establece el Código del Trabajo, «los instructivos, órdenes y circulares que el Alto Mando de Carabineros ha emitido para su aplicación por parte del personal, también tienen un protocolo» contra estos atropellos.

«Entonces llama profundamente la atención de que hayan tomado conocimiento los superiores directos y no se haya tomado ningún curso de acción para poder evitar que la afectada sufra las consecuencias», señaló.

Mira la entrevista aquí