En Chile:

Empresariado presentó al Gobierno en septiembre proyecto contra desórdenes públicos

En septiembre, tras Fiestas Patrias, la Cámara Nacional de Comercio (CNC) hizo un balance del costo para el sector de las numerosas marchas realizadas en Santiago, pero también anunció que había entregado al Gobierno un proyecto de ley que redactó, para sancionar con más dureza «actos de violencia».

El articulado, cuyos énfasis coinciden con los que hizo públicos días después el Presidente Sebastián Piñera, fue preparado por el abogado Miguel Otero, consejero de la CNC y ex senador RN.

La idea, explicó la misma entidad en su sitio web, «busca sancionar efectivamente los actos de violencia, ataques a Carabineros y destrucción de la propiedad fiscal, municipal y particular en casos de alteración del orden público».

A principios de octubre, el Primer Mandatario anunció iniciativas legales para castigar dos nuevos delitos: el saqueo y la toma de recintos; idea criticada por estudiantes que la consideran «un despropósito» y por los jueces, al referirse a un tipo penal ya existente.

La propuesta textual de la CNC

Según expuso el gran comercio, su propuesta es:

«- Tipificar como delito los destrozos o daños materiales a bienes muebles e inmuebles pertenecientes a las Fuerzas de Orden y Seguridad y castigar a quienes, con motivo de alteraciones del orden público, ataquen, destruyan o saqueen propiedad fiscal, municipal o particular o se tomen dichas instalaciones impidiendo su normal funcionamiento.

Actualmente éstos no son considerados delitos, sino que sólo atentados y desacatos contra la autoridad, por lo cual la pena que reciben es asimilable simplemente a un daño, el cual es ponderado por un juez de garantía, lo que redunda en la práctica sólo en la aplicación de una multa.

– Eliminar la posibilidad de penar a los infractores sólo a través de multas y establecer la cárcel efectiva como castigo.

Esto, con el fin de poner fin a la puerta giratoria y evitar la reincidencia en el mismo delito.

– Sancionar efectivamente a quienes injurien u ofendan de hecho o de palabra a un miembro de las Fuerzas de Orden y Seguridad en el ejercicio de sus funciones.

Hoy el Código Penal establece que cometen desacato contra la autoridad quienes injurian o amenazan a un parlamentario por las opiniones manifestadas en el Congreso; a un miembro de un tribunal de justicia por los fallos que hubiere dado; a los ministros de Estado u otra autoridad en el ejercicio de sus cargos; o a un superior jerárquico en desempeño de sus funciones. Se agrega entonces por primera vez a Carabineros de Chile y la PDI.

– En relación al concepto de armas, el proyecto de la CNC busca ampliar su definición y que sean calificadas como tal las bombas molotov, ballestas, arcos, hondas y elementos similares, todas ellas herramientas regularmente utilizadas en actos vandálicos con ocasión de marchas y manifestaciones.

Actualmente, ninguno de estos conceptos están señalados en nuestro Código Penal.»