En Chile:

El FMI toma el control de Ucrania

Zbigniew Brzezinski, un miembro de la Comisión Trilateral junto a David Rockefeller y Henry Kissinger, ha pedido que la Unión Europea aumente su influencia en Ucrania. “Si la Unión Europea tiene seriedad respecto a jugar un papel en el mundo, tiene que empezar aquí. Y eso significa poner el dinero para ayudar a estabilizar la vacilante economía de Ucrania”, dijo Brezinski a The World Post el mes pasado.

“Ucrania, un espacio nuevo e importante del tablero de Eurasia, es un pivote geopolítico porque su propia existencia como país independiente ayuda a transformar a Rusia. Sin Ucrania, Rusia deja de ser un imperio euroasiático”, escribió Brzezinski en su libro de 1997, The Grand Chessboard: American Primacy And Its Geostrategic Imperatives.

Este martes, el jefe de Economía de la Unión Europea, Olli Rehn, un asistente de las conferencias de Bilderberg y también vicepresidente de la Comisión Europea, dijo que la UE inyectará dinero a una Ucrania casi en bancarrota dentro de sus esfuerzos por apartarla de la órbita rusa.

La UE, que ha impuesto austeridad a sus estados miembros, entregará más de 11 mil millones de euros a la junta de Kiev como parte del paquete cocinado por el Fondo Monetario Internacional.

A fines del mes pasado la junta, liderada por el ex banquero central Arseniy Yatsenyuk, votó para imponer medidas draconianas de austeridad a la población ucraniana, consideradas en el programa del FMI que facilitará el saqueo neoliberal de la economía y empobrecerá a millones de ucranianos.

Desde Atenas, lugar en que se espera que el estándar de vida caiga a un 50% como resultado de las medidas impuestas por la UE y el FMI, Rehn dijo que “está en el interés de Ucrania y Europa el mantener la paz y la estabilidad en nuestro continente”. Mientras tanto, la OTAN ha anunciado que impulsará la “paz y estabilidad” en Ucrania y el este de Europa mediante la instalación de fuerzas en los estados del Báltico y la realización de ejercicios militares en la frontera con Rusia.

Rehn también admitió que las sanciones económicas difícilmente modificarán la reacción de Rusia frente al régimen hostil y parcialmente fascista de Ucrania, y a los movimientos provocadores de la OTAN. “En cuanto a las sanciones, ningún europeo sensible querría ver sanciones económicas”, dijo el jefe de Economía de la UE.

Aunque la UE y Estados Unidos han intentado imponer sanciones a las autoridades rusas, se han retractado de aprobar medidas económicas mayores y por una buena razón: varias corporaciones transnacionales hacen negocios con la Federación Rusa. En respuesta a la amenaza de sanciones de Estados Unidos, Rusia preparó el mes pasado “un proyecto de ley que congelaría los activos de compañías europeas y estadounidenses que operan en Rusia”, reportó Press TV.

“Debiera ser posible para Ucrania el desarrollar lazos económicos y políticos más estrechos con la UE y mantener buenas relaciones de vecinos con Rusia”, dijo Rehn.

Las buenas relaciones con vecinos, sin embargo, serán difíciles con tipas como la ex primer ministro y procesada cleptócrata Yulia Tymoshenko diciéndole a sus colegas de la junta que una bomba nuclear debe ser lanzada sobre Rusia. Tymoshenko, que anunció sus intenciones de llegar a la presidencia, ha puesto como objetivo disociar a Ucrania de Rusia, pese a una considerable minoría que habla el idioma ruso, y desplazar al país al terreno de la Unión Europea donde le esperan severas medidas de austeridad del FMI.

“Ucrania debería ser parte de la Europa unida, parte de la Unión Europea. Haré lo mejor para alcanzar esa meta. La seguridad de Ucrania debiera ser resguardada mediante su integración con los sistemas de seguridad europeos. Defiendo la participación de Ucrania en sistemas de seguridad colectivos”, dijo este martes.

Las “medidas de seguridad europeas” no son más que un doble-discurso de la OTAN y su relación adversa con Rusia. Tymoshenko también dijo que el referéndum que devuelve Crimea a Rusia fue inaceptable y que, de ser elegida, hará todo en su poder para anular la voluntad del pueblo crimeo. Agregó que la junta en Kiev está a favor de “más sanciones para forzar a Rusia a devolver Crimea”.

La ex primer ministro expresó que está en contra de “cualquier negociación con Rusia, especialmente en materias de la política doméstica ucraniana”.

  • Anónimo

    AL PARECER LE ESPERA LA MISMA SUERTE QUE LOS PAÍSES POBRES DE LA UE.
    A RUSIA LA VAN A CERCAR TANTO QUE DESPUÉS NO PODRÁ HACER NADA, AHORA LE PONDRÁN MISILES EN SU PROPIO PATIO. Y COMO SE VE LA UE NO PARARA HASTA TENER A CRIMEA.
    A MI PARECER RUSIA DEBERÍA YA PENSAR EN RECUPERAR UCRANIA ESTONIA LETONIA Y LITUANIA PARA DEMOSTRAR SU PODERÍO O SINO SERA PRESA FÁCIL PARA LOS GRINGOS Y LA UE.

  • Guillermo

    De verdad creeis que Rusia va a permitir que Ucrania esté bajo mando yanki? jajajaja. Europa debe mirar por su propio bienestar, como hacen otros, y por la de sus empresas. Así de sencillo.
    Si hubiese libertad verdadera en Ucrania se organizaría un referendum y en él se vería que la mayor parte de Ucrania quiere ser rusa. TODO lo demás son orquestaciones yankis.
    1saludo