En Chile:

El perfil de los generales que compiten por el control de Carabineros

En las próximas semanas, la presidenta Michelle Bachelet deberá nombrar a un nuevo director de Carabineros en reemplazo del general Gustavo González Jure, eligiendo entre las cinco primeras antigüedades de la institución para el período 2015-2018. Estos son algunos de los nombres que integran la lista de posibles sucesores al mando y los cuestionamientos que han puesto en duda la limpieza de sus uniformes.

1. ELIECER SOLAR ROJAS

El primero de la lista es el actual jefe de la Dirección de Orden y Seguridad de Carabineros, blanco de duras críticas internas por su papel en la represión que el pasado 21 de mayo dejó al estudiante Rodrigo Avilés en estado de gravedad en la Región de Valparaíso.

Esto sin mencionar las contradicciones en las que incurrió la institución cuando negó tener responsabilidad en los hechos y fue obligada a retractarse después de que se difundieran imágenes que mostraban al universitario siendo impactado directamente por un carro lanza aguas, ello contra el reglamento establecido para el actuar de Fuerzas Especiales.

2. MARCO TELLO SALINAS

Destinado a la Dirección de Logística desde Bienestar, donde se mantuvo por un largo tiempo, ha debido enfrentar diversas indagatorias por problemas en compras y adquisiciones de la institución y la reestructuración y construcción de cuarteles policiales.

En noviembre de 2013, el general Tello visó la adquisición de un “sistema de grabación, interceptación y monitoreo de comunicaciones” por un monto de $1.841 millones cancelados a Milpotec, firma perteneciente a Jorge Lorca Rivera, el mismo personaje que realizaba mantenciones a equipos vendidos a Carabineros por la empresa implicada en el “caso sobreprecios” del gobierno de Piñera, Tecnodata.

A nueve meses de que Tello firmara la compra del sistema de escuchas, fue imposible dar luz verde a su funcionamiento, ya que faltaban importantes accesorios técnicos, según reveló Ciper.

3. CARLOS CARRASCO HELLWIG

Oficial graduado en la Academia del FBI con un pasado en Bosnia, elegido como enlace para el manejo y control del denominado “conflicto mapuche” una vez ocurrido el incendio que afectó al matrimonio Luchsinger-Mackay. En la zona, el Ministerio Público ha detectado numerosos casos que podrían ser constitutivos de montajes que involucran a efectivos policiales, pero los expedientes han muerto en los baúles de la Justicia Militar.

En octubre de 2013, Carabineros reconoció las deficiencias que presentaban 29 jeeps blindados que la institución compró a través de una licitación privada a la empresa Gildemeister S.A. por un monto de 3,5 millones de dólares. Los carros no garantizaban la seguridad de los funcionarios que debían ocuparlos.

Quien firmó conforme la entrega de los diez primeros vehículos a Carabineros, a comienzos de julio de 2012 fue el general Carrasco, quien subrogaba al Director de Logística de la época, Jorge Rojas Langer.

4. CLAUDIO VELOSO MARTÍNEZ

Quien suena fuerte para convertirse en el mandamás de Carabineros junto al número 5 de esta lista se desempeña actualmente como Director de Personal. En el cargo tomó una decisión que significó un balde de agua fría para las familias de dos aspirantes que murieron en un predio de instrucción en Curacaví, en febrero de 2011.

En junio de 2013, Carabineros dejó sin efecto las sanciones que un sumario había impuesto contra cinco oficiales procesados por el titular de la Quinta Fiscalía Militar de Santiago, Carlos Torrealba, dada su responsabilidad en la muerte de Sebastián Pinuer Barría (19) y Julio Ulloa Vargas (22).

La primera desilusión fue que la policía uniformada atribuyera los decesos a un brote de hanta. La segunda fue permitir que los responsables continuaran en servicio activo, percibiendo sueldos.

5. BRUNO VILLALOBOS KRUMM

El director de Inteligencia es el favorito de la lista. Antiguo escolta de Michelle Bachelet, hoy, a través del Departamento OS-9, está a cargo de las pesquisas que lleva adelante el Ministerio Público en el marco del caso Caval, donde se investiga al hijo y nuera de la mandataria por tráfico de influencias.

En 2011 fue acusado por el senador Alejandro Navarro de obstruir la investigación por las escuchas ilegales que fueron denunciadas en el Congreso, que apuntaban al general Villalobos como artífice de un espionaje dirigido a parlamentarios de ambos sectores políticos, así como también al ex embajador de Pakistán, Burhanul Islam, a pedido del ministro Rodrigo Hinzpeter.

En tiempos actuales, habría sido el general Villalobos a quien le correspondió efectuar un chequeo previo de las autoridades que pasaron a engrosar el segundo gabinete de Bachelet, una revisión completamente errada considerando la rápida salida del ex ministro de la Segpres, Jorge Insunza, por sus cuestionadas asesorías al Grupo Luksic.