Destacados:

Diputado oficia a Registro Civil tras denuncia de presunto ocultamiento de muertos por Covid-19

La periodista Alejandra Matus denunció inconsistencias en la entrega de documentos del Registro Civil que omiten consignar el coronavirus como causa de muerte oficial de personas que han sido diagnosticadas con la enfermedad.

En un hilo de Twitter, Matus reveló el caso de una mujer de 89 años que falleció portando el Covid-19, pero que en su certificado de defunción solo se inscribió «neumonía» y «síndrome de deficiencia respiratoria aguda».

Incluso al darle el pésame a la familia se habría anotado a mano «persona con COVID no informada», para que la funeraria tomara los resguardos del traslado del cuerpo, aunque sin corregir el certificado.

La información coincide con el relato de Francisco Castillo, dueño de una funeraria que escribió una carta a Las Últimas Noticias reclamando por la poca información que estarían entregando los organismos de salud al momento de transportar los cadáveres.

«Aparte de convivir día a día con el virus, tenemos que lidiar con la falta de respeto hacia nosotros por parte de los hospitales, que nos entregan fallecidos con certificados de defunción sin causal de Covid-19, pero cuando llegamos a retirar los cuerpos nos indican que han dado positivo por PCR actualizado. Es de una irresponsabilidad tremenda entregarnos cuerpos contagiados sin hacernos saber antes esta situación», manifestó.

Castillo agregó que además deben «lidiar con el Registro Civil, que no nos da prioridad para inscribir las defunciones y nos hacen esperar hasta tres horas, incluso con el fallecido arriba de la carroza».

Frente a estas dudas, el diputado por la Región de Valparaíso Diego Ibáñez (CS) envió un oficio al director del Registro Civil para que informe con claridad el número «de defunciones durante el año 2020 según la enfermedad o la causa que haya producido la muerte», incluyendo el SARS-CoV-2, divididas por región.

«Es realmente inconcebible que, a estas alturas, con todo lo que ya sabemos del virus, siga fallándose en los protocolos. La denuncia de las funerarias es grave, no solo porque se expone a sus trabajadores, trabajadoras y familiares al contagio, sino también porque abre la posibilidad de que exista un subregistro de víctimas por COVID-19», sostuvo el parlamentario en conversación con Diario La Quinta.

Respecto a la denuncia de Matus y las funerarias, el secretario general del Colegio Médico, Jose Miguel Bernucci, señaló que es la respectiva Seremi de Salud la que hace el seguimiento a un paciente que posteriormente fallece para incluirlo en la estadística.

«La lista oficial de fallecidos no se hace con certificados de defunción. El problema no está en que los certificados se estén falseando o equivocándose, el problema está en que no estamos testeando a todos los fallecidos, por ejemplo, los fallecidos en la casa», precisó a ADN Radio.