En Chile:

Denuncian en La Moneda a jefe de la PDI de Coquimbo por malos tratos contra el personal

Una denuncia de maltrato laboral fue interpuesta este martes en La Moneda por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en la que se acusa al prefecto inspector de la PDI Augusto Briceño Jara, jefe regional de Coquimbo, de vejaciones contra sus subalternos y falta a la probidad.

En la misiva, el delegado laboral de la CUT para Investigaciones, abogado y comisario José McLean, informó al gobierno sobre los malos tratos que sufren muchos detectives de La Serena, mencionando entre ellos al comisario Luis Guerino, jefe de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim), al comisario Marcelo Calderón, jefe de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec), y al asistente policial Cristian Aguirre.

Según la presentación, Briceño ha usado lenguaje procaz contra los detectives, decretando traslados arbitrarios y perjudicando a las familias de los funcionarios. La carta insta al gobierno a investigar “las motivaciones de la gran cantidad de licencias médicas usadas por el personal a cargo del Sr. Briceño”.

Se agrega que el jefe regional de Coquimbo hace uso de vehículos fiscales, uno de ellos patente BTXJ-85, para vacacionar en Santiago y Valparaíso. Briceño habría asignado, además, un departamento fiscal en el sector San Joaquín de La Serena a su amante, la subinspector administrativa Cecilia Alfred Bugueño.

Al igual que la oficial María Ortiz Cisternas, jefa de la Prefectura Provincial de Elqui denunciada por amenazas y persecuciones contra detectives, Briceño es un hombre cercano al actual director de la PDI, Marcos Vásquez Meza.

El prefecto inspector, apodado “Conejo Briceño” por vergonzosos hechos acontecidos en Talca, ha prohibido que los funcionarios tomen contacto con el comisario José McLean, al punto, incluso, de impedirle a éste ingresar a los cuarteles de La Serena.