En Chile:

Cuestionan cifra real de carabineros lesionados y denuncian munición no autorizada contra civiles

El medio Ciper Chile realizó un estudio de los datos entregados por el general director de Carabineros, Mario Rozas, sobre efectivos heridos en las protestas, dando a entender que la institución podría estar inflando los números.

«En toda esta contingencia son más de 800 carabineros lesionados. Eso da cuenta de que los carabineros sí están actuando, de acuerdo a lo que nos impone la Constitución y la ley para resguardar el orden público», afirmó Rozas en una entrevista publicada por el diario La Tercera el miércoles 30.

Frente a ello, el portal de investigación periodística solicitó formalmente un «desglose detallado de estas cifras (por tipo de lesión, gravedad y hospitalizaciones) y la autorización para visitar el Hospital de Carabineros (HOSCAR), para hablar con directores y médicos de ese centro asistencial, a objeto de obtener más detalles sobre los diagnósticos y las historias de los heridos».

Sin embargo, el Departamento de Comunicaciones Sociales de Carabineros «no respondió» ni concedió autorizaciones.

Posteriormente, la institución proporcionó cifras deslogadas «de los 947 efectivos lesionados a nivel nacional», señalando que «87 tienen carácter grave (42 en la capital y 45 en provincia)», y que 74 presentan lesiones «menos graves» (48 y 26), sin especificar el tipo de lesiones o si éstas requirieron hospitalización.

«En total, las cifras oficiales aportadas a CIPER por Carabineros suman 161 efectivos con lesiones graves y menos graves. Consultamos si los restantes 786 carabineros presentaban entonces lesiones ‘leves’, y de qué tipo, pero no hubo respuesta», aunque precisaron «que no ha habido ningún carabinero con riesgo vital», asegura el reportaje.

La publicación también repasó las cifras de detenidos y heridos civiles en el contexto de manifestaciones y disturbios, de acuerdo a información recopilada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) al 30 de octubre: 4.271 detenidos y 1.305 atendidos en hospitales.

Fotografía de proyectil (Fuente: Ciper Chile).

«De estos últimos, 695 por armas de fuego (38 con heridas de bala, 402 con perdigones, 228 por arma de fuego no identificada y 27 por balines). Además, el instituto registra un total de 146 personas con heridas oculares», resumió.

En cuanto al empleo de municiones irregulares por parte de Carabineros, Ciper reveló el caso de un joven de 19 años que ingresó a la Posta Central el 28 de octubre a causa de una fractura con un «extraño proyectil que quedó alojado en su cráneo».

«Se trata de un puñado de perdigones envueltos en un pequeño saco, por lo que la munición no se dispersa en el aire –como los tiros de escopeta normales–, convirtiéndose en un proyectil contundente que supuestamente no penetra en el blanco, pero lo golpea con fuerza», detalló.

Hechas las consultas, Carabineros no emitió ningún pronunciamiento.

El INDH ya ha solicitado que se haga un «peritaje internacional» sobre el armamento que están usando las fuerzas policiales.

«Lo más responsable es que se pida un peritaje internacional acerca de la composición de los objetos que se lanzan, ya sean balines, perdigones de goma o metálicos; y para conocer la composición, potencia, presión y cantidad de pólvora de las bombas lacrimógenas», aseguró el director del Instituto, Sergio Micco.