Destacados:

Colusión de empresas aéreas para el combate de incendios habría durado largos años en Chile

Cuadernos y correos electrónicos forman parte de la acusación presentada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) contra las empresas Calquín Helicopters SpA (Calquín), Inaer Helicopter Chile S.A. (Inaer), y Pegasus South America Servicios Integrales de Aviación SpA (Faasa), en un nuevo caso de colusión del denominado «cartel del fuego».

El documento, ingresado ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), apunta a las sociedades por influir sobre el rumbo de licitaciones a cargo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Según publica T13, diversas notas incautadas al empresario Ricardo Pacheco de Faasa muestran que para un contrato del año 2009, las involucradas se repartieron «las bases licitadas, manteniendo la distribución contractual que venían ejecutando desde la temporada 2006-2007».

Las ofertas y contrataciones que ocurrieron aquella vez son «consistentes con el reparto previsto por Ricardo Pacheco en su cuaderno de anotaciones: Faasa mantuvo las mismas 3 bases que operaba desde el 2006 (regiones de Valparaíso, del Maule y Biobío A); Helicopters mantuvo igualmente su base en la región de O´Higgins; y H. del Pacífico mantuvo su base en la Araucanía (sin poder sumar una adicional por declararse desierta la licitación respecto de la segunda base -Araucanía B- de esa misma región)», indica la FNE.

Este «actuar anticompetitivo», argumenta el libelo, se volvió a repetir en una licitación realizada por Conaf durante 2011, cuando el delegado para la administración de Faasa, Héctor Tamarit, solicitó que Pacheco se coordinara con un representante de Inaer y Calquín, señalando textualmente que «si seguimos igual, mejor para todos».

Otro e-mail de fecha 3 de julio de 2012 revela acuerdos mutuos para la definición de propuestas. «Hablé con Rodrigo hoy por la tarde, acordamos ofertar nosotros pequeños 3 (A 119) y el medianos 3 (B 412)», señala. Tal colusión habría seguido en los años 2013 y 2014.

La sospecha sobre estas firmas de vuelo ya había trascendido en febrero de 2017, a raíz de una investigación judicial española que abordó posibles sobornos a funcionarios públicos en Europa y que salpicó a la empresa Martínez Ridao, imputada por la FNE chilena en otro requerimiento de 2018.

Luego de estallar dicho escándalo, el canal Mega reveló dos fallos judiciales que constataron arbitrariedad y vicios por parte de Conaf luego que Inaer se adjudicara servicios de traslado para el personal destinado a la prevención y extinción de incendios en La Araucanía.

Según la empresa chilena Helicópteros del Pacífico, el organismo estatal no justificó el rechazo de su oferta y la aprobación de los helicópteros de la contraparte, generando especulación por posibles coimas.