En Chile:

Caso César Reyes: Alto Mando de la PDI protege a secuestradores de estudiantes

Este miércoles se conoció la irregular detención de César Reyes, estudiante de 17 años que participaba en la marcha estudiantil convocada por la Confech. El alumno del Liceo Manuel Barros Borgoño aduce secuestro y tortura por parte de funcionarios de la Policía de Investigaciones.

De acuerdo a la versión del menor de edad, policías de civil lo subieron a un automóvil Chevrolet blanco a eso de las 15:30 horas y lo cambiaron de vehículo en las inmediaciones del Liceo Amunátegui. En el trayecto, Reyes fue esposado y golpeado en la cabeza y espalda por los funcionarios de la PDI, siendo conducido a varios cuarteles policiales.

Testimonio del estudiante César Reyes (Prensa OPAL)

En uno de ellos, según relata, a lo menos diez funcionarios lo sentaron en una silla y lo interrogaron, aún esposado, obligándolo a entrar a su cuenta de Facebook y revelar qué amigos entre sus contactos habían estado presentes en la marcha estudiantil. Luego el estudiante fue obligado a desnudarse, permaneciendo 24 horas bajo reclusión.

Imágenes del Facebook de César Reyes revelan que la PDI utilizó su cuenta para publicar comentarios alusivos a la marcha estudiantil, utilizando términos soeces para defender el accionar criminal de los funcionarios que participaron en el secuestro.

Comentarios publicados desde cuenta de César Reyes tras secuestro.

“Nosotros tomaremos todas las instancias nacionales e internacionales para que estos tipos sean cesados en sus funciones y entregados a la justicia”, declaró Roberto Reyes, padre del alumno.

El caso de Reyes se sumó al de otros estudiantes cuyas detenciones terminaron siendo declaradas como ilegales en las audiencias judiciales de ayer, al igual que procedimientos irregulares. La ex vocera de la ACES, Eloisa González, acusó a Fuerzas Especiales de Carabineros de haber “cargado” la mochila del alumno Carlos Leal del Instituto Nacional con artefactos incendiarios.

Estas aberrantes prácticas de la policía ya habían sido documentadas en 2012, cuando el estudiante Alberto Contreras del Liceo Confederación Suiza denunció haber sido víctima de un secuestro express por parte de Carabineros. En agosto del año pasado, tras el desalojo del liceo, Contreras fue seguido por dos policías, quienes lo subieron a un carro, lo mantuvieron retenido allí por 7 horas y posteriormente lo abandonaron en un sitio eriazo. Días después, el estudiante sería apuñalado mientras recolectaba dinero.

Mediante un comunicado, los alumnos del Barros Borgoño compararon “el repugnante actuar de la PDI” en el caso de César Reyes con “la DINA y la CNI”. La analogía fue acogida este jueves por el magistrado Fernando Guzmán, quien dio crédito a la denuncia de torturas y aseveró que la policía civil usó “métodos cercanos a una dictadura”.

La PDI hizo oídos sordos a la descripción del juez, señalando la institución “no comenta los fallos de la justicia”.

El Alto Mando de la PDI no puede desconocer su protección hacia secuestradores de estudiantes, torturadores y violadores de derechos humanos durante la dictadura. En febrero pasado, Verdad Ahora denunció que el actual subdirector operativo de la PDI, Juan Baeza Maturana, colaboraba con la CNI durante el régimen de Pinochet.

El oscuro pasado de Juan Baeza Maturana, subdirector de la PDI

El 8 de septiembre de 1984, Baeza actuó junto a la policía secreta en el secuestro de cuatro estudiantes de la USACH desde el interior de un vehículo diplomático de Holanda. Al segundo hombre de Investigaciones también se le conoció por participar en las torturas de Vasili Carrillo, ex vocero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), y tener vínculos con el narcotráfico.

Mientras Baeza se mantenga en el cargo, será válido señalar que el Alto Mando de la PDI no sólo ignora situaciones de secuestro y tortura que ocurren en la actualidad, sino que cobija a sus autores en el mismísimo seno de la institución.