En Chile:

Ante ministra del caso Matute declaró hermana de cabo muerto en Coronel

Por cerca de tres horas y en completo hermetismo, la ministra del caso Matute, Carola Rivas, entrevistó el pasado viernes a la hermana de Marco Martínez Sánchez, cabo segundo de Carabineros que falleció en julio del año 2000 tras ser interrogado por personal de OS7 en el marco de una investigación por narcotráfico.

Marta Martínez Sánchez abandonó los tribunales de Concepción tras el mediodía, afirmando que la magistrado “tiene la voluntad” de investigar el caso de su hermano y su eventual conexión con la causa que se instruye por la desaparición y muerte de Jorge Matute Johns, que el próximo jueves cumplirá 15 años.

Según ha señalado en el pasado la hermana del funcionario, cuya muerte está caratulada oficialmente como un “suicidio”, existirían fuertes indicios de que el cabo Martínez había recabado información del paradero de Matute cuatro años antes de que éste fuera encontrado camino a Santa Juana, razón por la cual habría sido asesinado.

Al momento de ser hallado muerto en la Tercera Comisaría de Coronel, el carabinero estaba siendo indagado por sus presuntos vínculos con un traficante apodado “Mañungo”, cuya amante declaró en el caso Matute que dicho traficante se jactó de que “su gente” se había encargado de hacer desaparecer al joven de Villa Spring Hill la madrugada del 20 de noviembre de 1999 en la discoteque La Cucaracha, y que eso nunca iba a ser investigado.

Una de las personas mencionadas como acompañante de “Mañungo” por varios testigos en la investigación interna de Carabineros – que a la fecha se encontraría desaparecida en los archivos de la institución – resultó ser el entonces jefe de la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar) de Concepción, Jorge Caamaño Muñoz, quien desde el primer día de la desaparición de Coke se hizo cargo de las diligencias de la emblemática presunta desgracia, sin que mando alguno lo nombrara para aquello.

A sólo meses de ser sindicado como “obstructor” de ambas investigaciones en el caso Matute y en el caso del Cartel del Carbón, así como también el eventual nexo para entregar drogas a un diputado y a un importante ministro de Estado, Caamaño fue sacado de la Región del Biobío, siendo ascendido a la plana mayor de Dipolcar en la ciudad de Santiago.

De acuerdo a un testimonio que fue aportado al proceso que lleva adelante la ministra Carola Rivas, el cabo Martínez, antes de fallecer, habría revelado a su custodio la supuesta participación de altos oficiales de Carabineros en tráfico de cocaína.

Recordemos que hace algunos días la magistrado interrogó a la perito del Labocar, Shirley Villouta, quien acusó haber sido perseguida por el Alto Mando de Carabineros tras levantar tres muestras de sangre desde el subterráneo de La Cucaracha, donde según la hipótesis policial que indaga la ministra Rivas, Matute habría sido llevado la noche de su desaparición.